Viaje a Suiza 2015 (IX): Rodi – St. Gotthard Pass – Nufenen Pass – Biel – Binntal – Zermatt

10.10.2015

El noveno día de viaje fue mi preferido en su cómputo global. En primer lugar, por recorrer algunos rincones aún desconocidos por mí, como el mítico St. Gotthard Pass. En segundo lugar, por el tiempo espectacular que nos hizo, que llenó de luz y de color los paisajes. Y finalmente, por la llegada simbólica a Zermatt. Ver el Cervino cambia el signo de cualquier día.

No venía de paso, pero dada su cercanía no podíamos desperdiciar la oportunidad de ascender el St. Gotthard Pass, el legendario puerto de montaña que con sus 2.108 metros de altura comunicaba el norte de Europa con Italia. Recorrimos la Tremola, un antiguo camino adoquinado de la ladera sur que sortea la pendiente gracias a arriesgadas serpentinas. Además de ser su tramo más impresionante, está considerado como el monumento más extenso de Suiza.

St. Gotthard Pass

St. Gotthard Pass

St. Gotthard Pass

St. Gotthard Pass

St. Gotthard Pass

St. Gotthard Pass

Descendimos por la misma ladera el puerto y al llegar al pueblo de Airolo nos desviamos hacia el oeste rumbo al Nufenen Pass. Antes de este viaje era totalmente desconocido para mí, a pesar de ser el segundo puerto de montaña más elevado de Suiza, con 2.478 metros de altitud. Fue uno de los grandes hallazgos de esta visita a Suiza. Los paisajes que se divisan desde su cima, con la inconfundible silueta de los Alpes Berneses hacia el norte, son de esos que justifican tantos kilómetros de curvas,

Nufenen Pass

Nufenen Pass

Nufenen Pass

Nufenen Pass

Nufenen Pass

Al cruzar en Nufenen Pass entramos en el cantón de Valais, de habla francesa y alemana. Nuestra primera parada en él fue un tanto frikiBiel, tal como bautizaron también a un servidor, que pudo comprobar con orgullo como un lugar tan bonito llevaba su nombre.

Biel en Biel

Biel

Biel

Valais

Valais

Valais

Valais

Antes de comer, hicimos una breve incursión en Binntal, un valle famoso por su gran diversidad de flora y fauna.

Binntal

Binntal

Binntal

Para la tarde tan sólo nos quedaba recorrer el resto de camino hasta Zermatt, el pueblo alpino más famoso de toda Suiza, situado a los pies del Monte CervinoMatternhorn. Dimos un breve paseo por él, viendo los últimos rayos del sol reflectándose sobre su memorable pico.

Monte Cervino, Zermatt

PD: mapa pendiente de añadir.

Italia 2013 (III): Florencia

2.6.2013

Como broche final del viaje pasamos un día inolvidable en Florencia. Me va a costar mucho explicar lo que me sucede con esta ciudad sin que parezca un inculto o un insensible. Con esta son tres las veces que la he visitado y me gusta mucho, no lo voy a negar, pero creo que mi apreciación se queda un poco corta en relación con la que habitualmente se le otorga. Seguramente sea problema mío, una combinación entre mis dificultades a la hora de valorar el arte y no haber podido hacer una visita completa como dios manda.

De las tres veces, esta fue sin duda la mejor de todas. La primera casi la podríamos obviar, ya que fue durante el viaje de estudios de 1º de bachiller, con muchos pájaros en la cabeza como para apreciarla como se merece y con escaso tiempo, ya que creo que sólo estuvimos una tarde. La segunda fue algo mejor, en 2008, pero nuevamente el tiempo de visita fue escaso, una tarde y una mañana, y encima con climatología adversa. Y finalmente esta tercera visita, aunque no nos sobrara el tiempo, sí fue algo más completa, pero sigo teniendo la sensación de que aún no he podido hacer esa visita que me haga click con la ciudad. Mea culpa.

Empezamos nuestro recorrido con la Basilica di Santa Maria Novella, una de las más importantes de la ciudad y cercana a la estación de ferrocarril. Su preciosa fachada de mármol fue un aperitivo de lo que estaba por llegar minutos después.

P1120031

Basilica di Santa Maria Novella

Porque lo que estaba por llegar era la Cattedrale di Santa Maria del Fiore, el mítico Duomo de la ciudad, una de las iglesias más grandes de Europa e inabarcable para mi modesta cámara. La catedral, el baptisterio y el campanario de Giotto forman una armoniosa unidad gracias a los mármoles blancos, verdes y rosáceos que configuran sendas fachadas.

P1120035

Il Duomo

P1120036

Il Duomo, fachada frontal

P1120040

Campanile di Giotto

P1120049

Il Duomo y el Campanile di Giotto

Destaca especialmente la cúpula de Brunelleschi, una de las más grandes del mundo y verdadera obra maestra de la arquitectura.

Cúpula de Brunelleschi

Cúpula de Brunelleschi

A continuación, nos dirigimos hacia la Piazza della Signoria. La mejor manera de definirla es como un fabuloso museo al aire libre, pues en apenas unos metros se concentran gran cantidad de elementos artísticos y arquitectónicos de valor incalculable.

Uno de ellos, el Palazzo Vecchio, es actualmente la sede del ayuntamiento, además de la del Museo dei Ragazzi. Su torre, la Torre di Arnolfo, se eleva hasta los 94 metros aproximadamente y es una de las insignias del skyline florentino.

P1120054

Palazzo Vecchio

A los pies del Palazzo Vecchio se encuentra una de las copias del David de Michelangelo, donde antiguamente se localizaba la original.

P1120062

David

P1120065

David

La Loggia della Signoria o Loggia dei Lanzi servía originalmente para guarecer los asistentes de las asambleas y acontecimientos varios que se celebraban en la plaza. Actualmente, se ha convertido en una galería de estatuas al aire libre, entre las que destacan Perseo con la testa di Medusa (Perseo con la cabeza de Medusa), de Cellini, y el Ratto delle Sabine (El rapto de las sabinas), de Giambologna.

P1120061

Perseo con la testa di Medusa

P1120060

Perseo con la testa di Medusa

P1120057

Ratto delle Sabine

Camino al Arno, es paso inevitable el Piazzale degli Uffizi, espacio al aire libre que crea la peculiar forma en U de la Galleria degli Uffizi y que a la práctica es también una gratuita pasarela de arte.

Macchiavello

Macchiavelli

Llegados al Arno descubrimos otra de las joyas de Florencia, el Ponte Vecchio, el más antiguo de Europa construido totalmente en piedra.

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

P1120082

Ponte Vecchio

P1120084

Ponte Vecchio

Son varias las leyendas que circulan sobre el Ponte Vecchio. Una de ellas asegura que se trataba de un puente libre de impuestos y tasas, motivo por el cual se concentraron en él tiendas y comercios de todo tipo. Hoy en día, particularmente, predominan las joyerías. Otra dice que fue en este lugar en el que se inventó la palabra bancarrota, dado que cuando un vendedor no podía saldar sus deudas su mesa o puesto de venda en el que mostraba su mercancía era destruido. Finalmente, la más inquietante es la que asegura que Hitler ordenó salvar este puente de la destrucción masiva que ocasionaron los alemanes a su retirada de la ciudad en agosto de 1944.

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Comimos en Oltrarno, el barrio situado al sur del Arno. Antiguamente sus ciudadanos eran considerados de menor categoría, pero curiosamente fue en este barrio en el que se construyó el Palazzo Pitti, al que se trasladarían los influyentes Médicis para gobernar desde él durante 300 años.

Palazzo Pitti

Palazzo Pitti

Otro edificio relevante de Oltrarno es la Basilica di Santo Spirito, con una curiosa fachada inconclusa.

Santo Spirito

Santo Spirito

Pese a que no puede compararse con el casco antiguo situado al norte del Arno, el paseo por Oltrarno fue uno de mis momentos preferidos del día, ajenos al mundanal ruido.

Oltrarno

Oltrarno

Antes de cruzar el Arno de vuelta a su orilla norte, subimos al Piazzale Michelangelo, la plaza-mirador desde la que se puede gozar de la mejor panorámica de la ciudad y en la que se encuentra otra réplica del David.

P1120117

Panorámica camino del Piazzale Michelangelo

P1120124

Florencia desde Piazzale Michelangelo

P1120127

Il Duomo desde Piazzale Michelangelo

P1120119

David de Piazzale Michelangelo

P1120114

Subida al Piazzale Michelangelo

De vuelta al casco antiguo, visitamos la Piazza di Santa Croce, en la que se encuentra la Basilica di Santa Croce, la iglesia franciscana más grande del mundo y otro símbolo del arte florentino.

P1120141

Santa Croce

P1120142

Santa Croce

En la Via Isola delle Stinche, cerca de Santa Croce, se encuentra el Bar Vivoli Gelateria, en el que se elabora uno de los mejores helados del mundo. Nosotros lo probamos y la verdad es que ninguna queja, no.

Como el día se había despejado y lucía un sol radiante, repetimos determinadas visitas que por la mañana habíamos hecho con el cielo encapotado. Primero, la de la Piazza della Signoria. Las imágenes valen por sí solas para entender la diferencia entre visitarla con nubes o con sol.

P1120149

Palazzo Vecchio

P1120150

Neptuno

P1120155

David y Neptuno

La segunda, la de Il Duomo, cuya fachada con los rayos del sol cobra una luminosidad y un colorido espectaculares.

P1120164

Il Duomo

P1120161

Il Duomo

P1120158

Il Duomo

P1120165

Il Duomo

Antes de tomar el tren de vuelta a Bolonia, hicimos una infructuosa tentativa de visitar la Galleria dell’Accademia, en la que se encuentra el David original. No habíamos comprado entradas anticipadas y sabíamos que sin ellas era más que probable que no pudiéramos entrar, como lamentablemente sucedió. Nos queda pendiente para futuras visitas, junto con tantos otros lugares a los que no pudimos entrar por falta de tiempo: Giardino di Boboli, Galleria degli Uffizi,… 

Mi visita definitiva de Florencia, a pesar de que cada vez la visito mejor, está aún por llegar.

Italia 2013 (II): Venecia

1.6.2013

Como si lo hubiera programado a conciencia, la entrada 100 de este blog va dedicada a una de las ciudades más singulares del mundo, Venecia, que junto a su laguna posee la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tan romántica como decadente, Venecia suele convertirse en una debilidad para cualquier turista. Resulta complicado no caer en los tópicos al hablar de esta ciudad, pero hay que reconocer que la mayoría de ellos se ajusta fielmente a la realidad. Podría hablar de la magia de sus canales y sus góndolas, del encanto de sus callejuelas, de la belleza de sus palacios… pero no lo haré. Venecia es una sorpresa tras cada esquina y más que describirla no hay nada como vivirla, dejarse llevar sin rumbo definido, descubriendo rincones no recomendados en ninguna guía,… Porque Venecia es mucho más que sus canales, sus góndolas y la Piazza San Marco, es una ciudad que está por encima de sus símbolos y monumentos.

Nada más salir de la estación de ferrocarriles la fascinación por Venecia es inmediata al recorrer los barrios de San Polo y Santa Croce, paso imprescindible camino del Rialto. Todo lo que uno ha imaginado de la ciudad durante años se vuelve realidad.

P1110814-2

Ponte degli Scalzi

P1110816-2

Gran Canal desde el Ponte degli Scalzi

P1110821-2

Venecia

P1110823-2

Venecia

P1110825-2

Venecia

De vuelta al Gran Canal tras callejear por San Polo y Santa Croce y con la cercanía del Rialto, la cantidad de estímulos que uno encuentra ante sí le ponen al borde del Síndrome de Stendhal.

P1110831-2

Venecia

P1110834-2

Venecia

El Ponte di Rialto es sin duda el más famoso de toda la ciudad y uno de los cuatro que permiten cruzar el Gran Canal. Obra de Antonio da Ponte y construido entre 1588 y 1591, es uno de los corazones de la vida veneciana.

P1110841-2

Ponte di Rialto

P1110844-2

Ponte di Rialto

P1110851-2

Gran Canal desde el Rialto

P1110852-2

Gran Canal desde el Rialto

Tras cruzar el Rialto se empieza a palpar la proximidad de la Piazza San Marco, que habitualmente es el primer destino al que se dirigen los turistas para, a partir de ella, empezar un recorrido más minucioso. En el barrio de San Marco se aglomeran la mayoría de souvenirs y restaurantes de la ciudad.

P1110857-2

Venecia

La Piazza San Marco, apodada como el salón más bello de Europa, impresiona incuestionablemente a cualquier turista con un mínimo de sensibilidad, ya que concentra varios de los edificios más significativos de la ciudad: la Basilica di San Marco, el Palazzo Ducale y el Campanile.

La Basilica di San Marco, obra maestra del románico-bizantino, fue concebida para albergar el cuerpo de San Marcos y como capilla del Palazzo Ducale. El Campanile, por su parte, es un curioso campanario exento de capilla que se eleva hasta los 98,6 metros de altura. La plaza, al tratarse del punto más bajo de toda la ciudad, tiene la particularidad de ser el primer lugar que se inunda cuando sube la marea del Adriático o cuando frecuentan las lluvias.

P1110956-2

Piazza San Marco

P1110954-2

Piazza San Marco

El Palazzo Ducale, de estilo gótico, tiene la peculiaridad de que su color cambia según la luz del día, aunque en general destaca por un tono rosáceo.

P1110948-2

Palazzo Ducale

Tras la Piazza San Marco, nos dirigimos hacia el barrio de Castello, recorriendo en primer lugar la Riva degli Schiavoni, desde la que se gozan de unas maravillosas vistas del Canale di San Marco y San Giorgio Maggiore.

P1110861-2

San Giorgio Maggiore

P1110894-2

Venecia

P1110891-2

Venecia

Aún relacionado con el Palazzo Ducale, el Ponte dei Sospiri o Puente de los suspiros compite por la condición de puente más famoso de la ciudad. No llega al nivel de belleza y popularidad del Rialto, pero la historia que lo envuelve es mucho más atractiva. Como unión entre el Palazzo Ducale y el Piombi, antigua prisión de la Inquisición, cuenta la la leyenda que su nombre se debe a los suspiros que emitían los condenados al ver, quizás por última vez, la ciudad.

P1110874-2

Ponte dei Sospiri

P1110882-2

Ponte dei Sospiri

Tras la visita del barrio de Castello, volvimos a Piazza San Marco para saldar una vieja cuenta pendiente, ya que en mi anterior visita a la ciudad, en 2008, pude visitar la basílica, pero no el Campanile. Es de perogrullo que desde lo más alto del mismo se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad y de la laguna.

P1110933-2

San Giorgio Maggiore desde el Campanile

P1110924-2

San Giorgio Maggiore desde el Campanile

P1110922-2

Piazza San Marco desde el Campanile

P1110919-2

Venecia desde el Campanile

P1110939-2

Basilica di San Marco desde el Campanile

Nuestro siguiente objetivo era el barrio de Dorsoduro, pero camino a él visitamos otros dos edificios de interés. El primero de ellos, el Palazzo Contarini del Bovolo, el palacio más pequeño de la ciudad y que destaca por una peculiar escalera de caracol, la Scala Contarini del Bovolo.

Palazzo Contarini del Bovolo

Palazzo Contarini del Bovolo

El segundo, La Fenice, uno de los teatros de ópera más famosos del mundo.

P1110974-2

La Fenice

P1110975-2

La Fenice

Desde el Ponte dell’Accademia, a las puertas del Dorsoduro, se puede contemplar otra de las mejores vistas de la ciudad: la desembocadura del Gran Canal con la inconfundible silueta de la iglesia de Santa Maria della Salute.

P1110987-2

Desembocadura del Gran Canal

P1110990-2

Desembocadura del Gran Canal

En el Dorsoduro dimos un agradable paseo bañados por una fina lluvia, callejeando rumbo a la Punta della Dogana, al oeste del barrio.

P1110999-2

Campanile desde Dorsoduro

P1120007-2

Punta della Dogana

No tuvimos tiempo para más. El justo para volver de nuevo hacia la estación, intentando no perdernos por el laberíntico entramado de calles y canales, y visitar el Ponte della Costituzione, el más moderno de los cuatro que cruzan el Gran Canal (Ponte della Costituzione, Rialto, Ponte degli Scalzi Ponte dell’Accademia) y polémica obra de Santiago Calatrava, envuelta en sobrecostes, retrasos y errores de diseño. No sé a qué me suena…

Ponte della Costituzione

Ponte della Costituzione