Carros de Foc (V): Colomina – Josep M. Blanc

9.9.2016

La quinta etapa fue la gran sorpresa de Carros de Foc. Los tres primeros días de travesía habían sido tan emocionantes, con ese inolvidable clímax de coronar el Contraix, que pensábamos que los tres últimos palidecerían en comparación, máxime tras la tediosa jornada anterior, que nos había dejado un sabor muy amargo

Fue una excursión corta, de poco más de 4 horas, pero no tuvo ni un solo paisaje que no valiera la pena. En todo momento disfrutamos de unas magníficas vistas, tanto si alzábamos la mirada hacia donde nos dirigíamos como si echábamos un vistazo atrás. Los lagos más íntimos, bellos y recogidos los recorrimos este día.

El amanecer en Colomina y alrededores ya hacía presagiar algo bueno. Las nubes se desplegaban por debajo del nivel del refugio, dejando por encima suyo un imponente cielo azul. Una paradoja paisajística que mereció la pena contemplar mientras rodeábamos el Estany de Colomina y el Estany de Mar.

Colomina

Estany de Colomina

Estany de Mar y Estany de Colomina

La subida del Pas de l’Ós (2.542 metros) fue el primer gran desnivel que tuvimos que superar. Se trata de una ascensión breve pero intensa a través de un sendero escalonado. Al coronarlo, hicimos un último vistazo atrás a los lagos que rodean Colomina.

Estany de Mar y Estany de Colomina desde el Pas de l’Ós

Colomina desde el Pas de l’Ós

Sin tregua alguna, tras el Pas de l’Ós iniciamos la subida de la Collada de Capdella o de Saburó (2.668 metros), tras la cual entramos de nuevo en el sector de la Vall d’Espot. Desde la cima, contemplamos el Estany de Saburó.

Estany de Saburó desde la Collada de Saburó

Tras este collado, la práctica totalidad de la etapa restante fue de bajada o en llano, cruzando bellísimos prados, rodeando lagos aislados que invitaban al baño,… Quizás me equivoque, pero no recuerdo habernos cruzado con muchos senderistas en toda la jornada. Parecía que Aigüestortes nos pertenecía, la habíamos conquistado.

Rumbo a Jm Blanc

Carros de Foc

Estany Gelat o de Cap de Port

La llegada al Refugi JM Blanc reserva un momento mágico tras una curva, cuando de repente el paisaje se abre y aparece el refugio en su idílica ubicación a orillas del Estany Tort de Peguera. Desde que lo vimos a lo lejos hasta que llegamos a él fue un paseo militar, durante el cual también pudimos gozar de la vista del Estany Negre de Peguera.

Refugi JM Blanc y Estany Tort de Peguera

Refugi JM Blanc y Estany Tort de Peguera

Estany Negre de Peguera

El Refugi JM Blanc me pareció el mejor equipado de aquellos en los que pernoctamos, y junto al de Colomina, por un poco de todo, mi preferido. Nada más llegar a él la climatología se torció, así que no nos quedó más remedio que guardar reposo jugando a cartas. Sólo salimos una media hora a media tarde para estirar las piernas, planteándonos la incógnita de si con aquella climatología podríamos completar la travesía con la última etapa del día siguiente, en el que debíamos superar el peligroso Coll de Monestero.

Anuncios

Un pensamiento en “Carros de Foc (V): Colomina – Josep M. Blanc

  1. Pingback: Carros de Foc | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s