Carros de Foc (IV): Estany Llong – Colomina

8.9.2016

Tras la etapa más épica e inolvidable llegó la más aburrida de toda la travesía. Repasando las fotos, a día de hoy me parece mentira que me quedara con esta sensación al realizarla, pero sigo pensando que en el conjunto de Carros de Foc el tramo que separa Estany Llong de Colomina es el que menos alicientes reúne.

Al tratarse de una ruta corta, no tuvimos ninguna prisa en salir de Estany Llong. Teníamos todo el día por delante para completar un recorrido de unas 4-6 horas, ideal para recuperar las fuerzas después de dos jornadas muy intensas.

Pronto nos dimos cuenta de que tampoco iba a ser un camino de rosas. No en vano, la etapa empieza con una fuerte ascensión hasta el Estany de Dellui, a orillas del cual hicimos un breve descanso para almorzar.

Carros de Foc

Estany de Dellui

Estany de Dellui

Estany de Dellui

Por si no habíamos quedado satisfechos de pedregales, la subida final a la Colladeta de Dellui (2.577 metros) nos permitió gozar de nuevo de esa indescriptible sensación de esguince inminente. Aunque suene a ironía, fue el mejor tramo de la etapa, con una magníficas panorámicas a ambos lados del collado. Habíamos llegado a la cuenca de la Vall Fosca.

Vista atrás desde la Colladeta de Dellui

Vista adelante desde la Colladeta de Dellui

Subida a la Colladeta de Dellui

La Colladeta de Dellui marcó el punto de inflexión de la jornada. Si bien la primera mitad había sido bonita y entretenida, el resto del camino hasta Colomina resultó plano, tedioso y sin emoción. Ni siquiera los lagos que íbamos encontrando, muchos de ellos prácticamente secos, nos llamaron la atención.

Comimos a orillas del Estany Tort, uno de los más grandes de Aigüestortes, aunque con algo de trampa, ya que dispone de una presa para aumentar su capacidad original.

Estany Tort

A pesar de los escasos desniveles y las comodidades de unos senderos bien acondicionados, la última parte de la travesía se hizo muy agotadora por culpa de un sofocante calor. Ansiábamos llegar a Colomina, teníamos la sensación de que ver su silueta en el horizonte era cuestión de segundos, pero tardamos mucho más de lo previsto hasta divisarlo.

Refugi Colomina

Llegamos poco después de la hora de comer y nos tomamos el resto de la tarde para ducharnos, relajarnos a orillas del Estany de la Colomina y jugar a cartas. De todos los refugios en los que estuvimos, el de Colomina fue uno de mis preferidos por ubicación, servicios, comida y comodidades.

Anuncios

Un pensamiento en “Carros de Foc (IV): Estany Llong – Colomina

  1. Pingback: Carros de Foc | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s