Viaje a Suiza 2015 (III): Aarwangen – Lenzburg – Rheinfall – Schaffhausen – Stein am Rhein – Bodensee – Winterthur

4.10.2015

Para empezar el día por todo lo alto, desayunamos en el hotel de Aarwangen a base de quesos locales. La habitación era muy mejorable y habíamos pasado mala noche por culpa de una plaga de mosquitos, pero ese desayuno los redimió.

Amaneció lluvioso, pero como teníamos varias horas de carretera por delante hasta llegar a Rheinfall no nos afectó. De camino, hicimos una breve parada cargada de significado en Lenzburg, ciudad en la que pasaron varios años de su vida una prima de mi padre y su marido. Quisimos visitar su castillo, su principal atractivo y uno de los más importantes del país, pero encontramos cerrado su acceso en coche y como seguía lloviendo nos dio pereza subir a pie la montaña en la que se ubica.

Rumbo hacia las Rheinfall atravesamos la Suiza más convencional, la más industrial, la más centroeuropea. Chimeneas industriales, polígonos, autopistas trazando trayectorias imposibles entre sí y sobre todo tráfico, muchísimo tráfico.

Rheinfall era uno de esos lugares que aún no conocía de Suiza, así que se convirtió en una de las visitas más ilusionantes del viaje. No en vano, las cataratas del Rhin son las más grandes de toda Europa, con 150 metros de anchura y 23 de altura. Por la mañana las vimos desde el Castillo Laufen, en el que se encuentra el centro de visitantes, y que permite apreciarlas desde varias alturas, la más baja de las cuales se sitúa casi a nivel del agua, en una plataforma suspendida sobre el río. Me impresionó mucho la fuerza del agua. Considero mejorable el entorno de las cataratas, ya que unos edificios de fondo afean un poco el paisaje, pero la experiencia fue inolvidable.

IMG_4931

Rheinfall

IMG_4937

Rheinfall

IMG_4953

Rheinfall

IMG_4975

Rheinfall

IMG_4983

Rheinfall

A continuación, nos dirigimos hasta Schaffhausen, pequeña ciudad situada casi en la frontera con Alemania. De ella destaca el Munot, una fortaleza de entrada gratuita rodeada de viñedos y con una panorámica sensacional de la zona.

IMG_4998

Munot

IMG_5000

Munot

IMG_5014

Schaffhausen desde Munot

IMG_5016

Schaffhausen desde Munot

IMG_5024

Schaffhausen desde Munot

La visita de su casco histórica es sencilla. Basta recorrer la Vordergasse y la Vorstadt, sus dos calles principales, para poder ver sus mejores reclamos. En la primera se encuentra la Iglesia de San Juan y una famosa estatua de Guillermo Tell. En la segunda, casas de época decoradas con frescos. Finalmente, en la confluencia de ambas se ubica la Fronwagplatz.

IMG_5025

Estatua de Guillermo Tell

IMG_5029

Fronwagplatz

IMG_5030

Fronwagplatz

IMG_5033

Vorstadt

IMG_5034

Vorstadt

IMG_5035

Vorstadt

IMG_5047

Vorstadt

Comimos frente a las Rheinfall, disfrutando de una nueva perspectiva de las mismas desde la orilla contraria a la de la mañana.

IMG_5064

Rheinfall

IMG_5060

Rheinfall

La primera parada de la tarde sería el mejor descubrimiento del viaje: Stein am Rhein. Situada cerca del Bodensee (Lago Constanza), su casco antiguo es famoso gracias a su perfecto estado de conservación, lleno de fachadas con frescos exteriores y casas con entramado de madera.

IMG_5074

Stein am Rhein

IMG_5076

Stein am Rhein

IMG_5077

Stein am Rhein

IMG_5082

Stein am Rhein

IMG_5095

Stein am Rhein

IMG_5099

Stein am Rhein

IMG_5100

Stein am Rhein

En las afueras, en lo alto de una colina, se encuentra la fortaleza Hohenkligen, de acceso gratuito y con muy buenas vistas del pueblo.

IMG_5088

Hohenkligen

IMG_5110

Stein am Rhein desde Hohenkligen

La última visita la hicimos en el Bodensee, uno de los lagos más grandes del país. Hay que señalar que en comparación con otros impresiona un poco menos, debido al escaso relieve de la zona, pero aún así vale la pena acercarse y maravillarse con su magnitud. Cada 70 años aproximadamente se produce el denominado Seegfrörnen, su completa congelación. La última data de 1963, así que habrá que estar atento durante los próximos años para no perderse este espectáculo.

Bodensee

Bodensee

Nos alojamos en Winterthur, considerada la Florencia de Suiza debido a sus 17 museos. Me quedé con ganas de visitarla, ya que cuenta con la zona peatonal continua más grande de Europa, pero tendré que esperar a otra ocasión.