Viaje a Suiza 2015 (II): Belfaux – Murten – Berna – Emmental – Aarwangen

3.10.2015

Después de una plácida noche en el B&B, pusimos rumbo a Murten, donde íbamos a hacer la primera visita de la jornada. De camino, topamos con una gran manada de búfalos. Resulta curioso que en la West Coast únicamente viéramos una manada a lo largo de 18 días y que en Suiza nos bastara un día y una mañana para ello.

IMG_4722

Suiza

Suiza

Suiza

Murten fue uno de los mayores aciertos del viaje y, junto a Stein am Rhein, la visita más memorable de las que hicimos antes de los Alpes. Se trata de una diminuta ciudad medieval situada a orillas de un lago al que le presta su propio nombre. Su casco antiguo conserva su aspecto original y destaca por sus callejones, sus arcadas y por la única muralla de circunvalación intacta del país, a la que se puede subir de manera gratuita. Como curiosidad, se encuentra en la frontera lingüística entre el francés y el alemán.

En la oficina de información turística cogimos un mapa que recomendaba un itinerario por los diferentes puntos de interés de la ciudad. Lo que más nos gustó fue la Hauptgasse, la calle principal, en la que se concentran la mayoría de arcadas, y el paseo por las murallas, que ofrecen unas magníficas vistas de los tejados de la ciudad y del lago.

IMG_4724

Murten, Puerta de Berna

IMG_4747

Murten, Hauptgasse

IMG_4750

Murten, Hauptgasse

IMG_4726

Murallas de Murten

IMG_4773

Murallas de Murten

IMG_4765

Murten desde las murallas

IMG_4764

Murten desde las murallas

IMG_4774

Castillo de Murten desde las murallas

IMG_4784

Castillo de Murten

IMG_4783

Castillo de Murten

IMG_4733

Murtensee

A continuación, pusimos rumbo a la capital, Berna, de la que guardaba muy bien recuerdo de mi primer viaje a Suiza. Considerada repetidamente como una de las ciudades con mayor calidad de vida del mundo, a nivel turístico destaca sobre todo por su casco antiguo, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO merced a su origen medieval y a su perfecto estado de conservación.

Empezamos la visita por el Bärengraben, el famoso foso de los osos, símbolo de la ciudad.

IMG_4800

Bärengraben, Berna

IMG_4830

Bärengraben, Berna

IMG_4833

Berna desde el Bärengraben

Cerca del foso, salvando un fuerte desnivel, se encuentra el Rosengarten, jardín que alberga más de 200 variedades de rosas y desde el que se pueden disfrutar las mejores vistas de la ciudad.

IMG_4805

Berna desde el Rosengarten

IMG_4802

Berna desde el Rosengarten

IMG_4826

Berna desde el Rosengarten

El casco antiguo de Berna está formado por pintorescas calles empedradas y multitud de edificios del siglo XV. Las más populares son Gerechtigkeitsgasse y Kramgasse, que destacan sobre todo por sus soportales y sus comercios subterráneos.

IMG_4842

Kramgasse, Berna

IMG_4856

Kramgasse, Berna

IMG_4843

Rathaus, Berna

IMG_4847

Comercio de Kramgasse

Al final de Kramgasse se encuentra el mítico Zytglogge, torre del reloj del siglo XIII, reliquia de la primera muralla de la ciudad. Estuvimos haciendo tiempo hasta que fueran las 14 h en punto para ver el espectáculo de sus figuras, pero la verdad es que nos supo a poco. De mi anterior visita a Berna recordaba un espectáculo más interesante, quizás dependa de la hora…

IMG_4849

Zytglogge

IMG_4858

Zytglogge

Cerca del Zytglogge se encuentra la Münster, la catedral medieval, cuya aguja se eleva hasta los 100 metros de altura, la más alta del país. El portal principal está dedicado al Juicio Final y en él se observa al alcalde de Berna camino del cielo y a su homólogo de Zurich camino del infierno.

Münster

Münster

El casco antiguo de Berna destaca también por sus fuentes ornamentales, que representan personajes históricos. La mayoría se concentran en Marktgasse, aunque la más famosa, la Kindlifresserbrunnen, se ubica en la Kornhausplatz. Esta fuente representa un ogro devorando niños, pero tuvimos la mala suerte de encontrarla en obras.

Fuente en Marktgasse

Fuente en Marktgasse

Habíamos visto ya lo que más nos interesaba, así que dedicamos la última hora a pasear. Al llegar al Bundeshaus (Palacio Federal), descendimos hasta orillas del río Aar y volvimos al Bärengraben bordeándolo. El clima era magnífico para un paseo de estas características.

IMG_4870

Berna

IMG_4875

Bundeshaus

IMG_4882

Bundeshaus desde el Aar

IMG_4885

Münster desde el Aar

Con Berna finiquitada apenas nos quedaban visitas por delante. Teníamos teóricamente un breve trayecto hasta Aarwangen, donde nos íbamos a alojar, pero para hacerlo más entretenido nos adentramos en el Emmental, el valle del río Emme, hasta llegar a Langnau. Este valle destaca por sus verdes praderas y sus casas de madera, aparte de ser la cuna del queso Emmental. Valorándolos en perspectiva, no posee los mejores paisajes del país, pero recuerdo que me habían cautivado 5 años atrás y, para no ser menos, este 2015 lo volvieron a hacer.

IMG_4905

Emmental

IMG_4899

Emmental

Antes de llegar a Aarwangen hicimos una última parada en Hasle bei Burgdorf, donde se encuentra el puente de arco de madera más largo de Europa. No es una visita imprescindible, pero si viene de paso, como era el caso, no decepciona.

Hasle bei Burgdorf

Hasle bei Burgdorf

Nos alojamos en un hotel-restaurante de Aarwangen. Estábamos en el corazón de la Suiza más industrial, entre Berna y Zurich, y aún así los paisajes nos parecían hermosos.

Viaje a Suiza 2015 (I): Ginebra – Lavaux – Montreux – Gruyères – Friburgo – Belfaux

2.10.2015

Llegamos a Ginebra sobre las 10 de la mañana, tras uno de los vuelos más tranquilos de mi vida, sin ninguna turbulencia y con un aterrizaje perfecto. Entre recorrer el aeropuerto y ser atendidos por la compañía de alquiler de coches no fue hasta las 11 cuando empezamos nuestro recorrido.

La primera parada que teníamos pensada era en Vufflens-le-Château, una de las fortalezas góticas más importantes de Suiza, pero como nos costó un poco familiarizarnos con el GPS cuando nos dimos cuenta ya habíamos pasado de largo el desvío varios kilómetros atrás.

Así, la primera parada del día y del viaje la hicimos en Lavaux, una región de viñedos catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los viñedos, que se extienden entre los pueblos de Lutry y St-Saphorin, se distribuyen en unas terrazas que fueron construidas hace más de 800 años. Fue una maravillosa manera de empezar el viaje, tanto por la belleza del lugar, en las laderas que rodean al Lac Léman, como por el factor sorpresa, ya que ignorábamos completamente la existencia de tantos viñedos en Suiza.

IMG_4602

Viñedos de Lavaux

IMG_4607

Viñedos de Lavaux

IMG_4613

Viñedos de Lavaux

Viñedos de Lavaux

Viñedos de Lavaux

Seguimos nuestro camino por la orilla del Lac Léman hasta llegar a Montreux. Dejamos la visita de la ciudad para más adelante y nos dirigimos al mítico Château de Chillon, asentado imponentemente sobre una roca a orillas del lago. La majestuosidad de su arquitectura junto a la belleza de su ubicación lo convierten en una de las postales más famosas y reconocibles del país. El día era ideal para una visita de estas características, ya que a pesar de la niebla la luz era perfecta.

IMG_4621

Château de Chillon

IMG_4628

Château de Chillon

Comimos en un McDonald’s de Montreux, cerca de la estatua dedicada a la figura de Freddie Mercury, muy vinculado a la ciudad desde que Queen compraran los Mountain Recording Studios en 1978. Aunque falleciera en Londres, fue en Montreux donde pasó los últimos años de su vida y se rumorea que sus cenizas fueron esparcidas por el Lac Léman. Poco más vimos de la ciudad, que se asemeja bastante en estilo a las de la Costa Azul francesa.

Freddie Mercury, Montreux

Freddie Mercury, Montreux

Gruyères fue nuestra siguiente parada. Esta localidad es mundialmente famosa por sus quesos, pero, quesos aparte, lo que uno encuentra al visitarla es una preciosidad de pueblo medieval, totalmente peatonal y sin una sola edificación que desentone en el conjunto. Ubicado en lo alto de una colina, ofrece unas magníficas vistas de las montañas de la región, especialmente del Moléson, que sobresale con sus 2.002 metros de altura. Nos sentíamos como si estuviéramos recorriendo un pueblo de cuento.

IMG_4661

Gruyères

IMG_4677

Gruyères, con el Moléson al fondo

IMG_4669

Gruyères

IMG_4655

Gruyères

IMG_4687

Gruyères

IMG_4679

Gruyères

Como curiosidad, a pesar de su pequeñez, Gruyères alberga tres museos de lo más variopinto. En su castillo del siglo XIII se exhiben aspectos relacionados con la cultura e historia del pueblo. A pocos metros de él, se localiza el museo dedicado al diseñador y escultor H. R. Giger, famoso por el diseño de Alien, por el que recibió un Oscar al mejor diseño escénico en 1980. Finalmente, en 2009 se inauguró también el Museo del Tíbet, que ofrece más de 300 obras relacionadas con el budismo. Una oferta para todos los gustos.

IMG_4680

Museo H. R. Giger

IMG_4681

Museo H. R. Giger

El día había cundido mejor de lo previsto y aún nos dio tiempo de hacer una visita más, en este caso Friburgo. En el conjunto del viaje fue quizás una de las paradas menos interesantes, aunque hay que reconocer que tampoco le dedicamos demasiado tiempo. Nos limitamos a bajar por una empinadísima calle hasta la orilla del río, para ver el hermoso skyline de la ciudad desde el Pont du Milieu. Me recordó vagamente a Cuenca, salvando las distancias. Cerca del Pont du Milieu se encuentra también el Pont de Berne, el primer puente de madera de los muchos que íbamos a ver a lo largo del viaje.

IMG_4703

Friburgo desde el Pont du Milieu

IMG_4708

Pont de Berne, Friburgo

IMG_4714

Pont de Berne, Friburgo

IMG_4696

Friburgo

IMG_4695

Friburgo

No dio tiempo para más. El primer día de viaje había terminado con un casi total cumplimiento del plan previsto. Nos alojamos en el Fricoco, un B&B muy recomendable situado en Belfaux, en las afueras de Friburgo.

Viaje a Suiza 2015

Este blog nació con el pretexto de recoger mis experiencias como viajero y excursionista. Había hecho ya muchos viajes, aunque quizás no tantos como quisiera, cuando lo abrí en agosto de 2010, pero si uno me motivó definitivamente a crearlo fue el de Suiza en julio de ese mismo año. No soy partidario de comparar viajes entre sí, ni de catalogar mis viajes de mejor a peor o viceversa, pero sí puedo decir que en ese momento ese viaje fue mi gran despertar como viajero.

Entonces hice el viaje acompañado de un amigo y dos amigos suyos que no conocía. Fue, aparte de una aventura por lo que el propio viaje representaba, un auténtico paradigma de convivencia y amistad. En 2015, lo he hecho acompañado de mis padres y mi pareja. Llevaba años con la ilusión de mostrarles las maravillas que me habían cautivado del pequeño país alpino, un fetiche para mí, tierra prometida, pues tiene casi todo lo que más amo: naturaleza, montaña, tranquilidad, limpieza…

La ruta que planifiqué combinaba destinos ya visitados en 2010 junto con otros totalmente nuevos para mí.

– Día 1: Ginebra – Lavaux – Montreux – Gruyères – Friburgo – Belfaux
– Día 2: Belfaux – Murten – Berna – Emmental – Aarwangen
– Día 3: Aarwangen – Lenzburg – Rheinfall – Schaffhausen – Stein am Rhein – Lago Constanza – Winterthur
– Día 4: Winterthur – Zug – Lago Cuatro Cantones – Lucerna – Glaubenbielenpass – Interlaken
– Día 5: Interlaken – Saxeten – Lauterbrunnen – Grindelwald- Beatenberg – Oberhofen – Kandersteg – Adelboden – Interlaken
– Día 6: Interlaken – Rosenlaui – Ringgenberg – Trümmelbachfälle – Thun – Spiez – Interlaken
– Día 7: Interlaken – Grimselpass – Glaciar del Ródano – Furkapass – Oberalppass – Lukmanierpass – Val di Blenio – Bellinzona – Lugano
– Día 8: Lugano – Monte Brè – Lago Como – Morcote – Rodi
– Día 9: Rodi – Gotthardpass – Nufenenpass – Binntal – Fiesch – Zermatt
– Día 10: Zermatt – Gonergrat – Chamonix-Mont-Blanc – Annecy
– Día 11: Annecy – Col des Aravis – Cascade du Rouget – Morzine – Ginebra