Viaje a la Costa Oeste de USA (XVII): Morro Bay – Solvang – Malibú – Los Ángeles

2.3.2015

En nuestro último día completo de viaje finalizamos nuestro camino de vuelta a Los Ángeles. Aunque había planificadas varias visitas interesantes, la sensación de fin de aventura era constante en el ambiente, pero nos ayudó a valorar en perspectiva todo el viaje y a disfrutar al máximo de sus últimos coletazos.

Antes de abandonar Morro Bay nos acercamos a la costa para ver su preciosa bahía y el imponente Morro Rock, un islote rocoso de origen volcánico, uno de los pocos que quedan de la cadena de rocas volcánicas que llegaban hasta Santa Bárbara. Había sido una parada de alojamiento improvisada, pero nos encantó esta primera postal matutina.

Morro Bay

Morro Bay

A continuación, volvimos por adelantado a Europa en Solvang, un pueblo fundado en 1911 por una colonia de daneses que buscaban el calor de la costa oeste. Sus casas, restaurantes, molinos, panaderías… están edificados y ornamentados según el estilo propio danés. De entre todos estos edificios, sin duda alguna los más llamativos son los molinos. Habíamos pensado esta parada como un breve alto en el camino para estirar las piernas, pero nos gustó tanto que estuvimos cerca de una hora.

IMG_4187

Solvang

IMG_4194

Solvang

IMG_4200

Solvang

IMG_4203

Solvang

IMG_4207

Solvang

IMG_4208

Solvang

IMG_4216

Solvang

Después de Solvang nos cayó un señor chaparrón que llevaba rondándonos desde primera hora de la mañana. Queríamos parar en Santa Bárbara para comer, pero visto el panorama decidimos dejar la comida para más adelante.

Nuestra decisión fue muy acertada, ya que al rato de pasar por Santa Bárbara el día se recompuso y salió un sol radiante que ya no nos abandonaría hasta la noche. Al final, fuimos sumando millas y millas hasta llegar a Malibú, donde paramos en la playa de El Matador, una de las más bellas y exclusivas de su costa.

IMG_4223

Malibú, El Matador

IMG_4226

Malibú, El Matador

IMG_4227

Malibú, El Matador

Tras comer en un centro comercial de por la zona, un rato más de conducción nos llevó de vuelta a Santa Mónica. Al ver de nuevo su pier tuve un choque de emociones. Por una parte, la satisfacción de comprobar, 15 días después, que el viaje había sido un éxito rotundo. Y por otra, la tristeza de sentir que, ahora sí, la aventura nos había devuelto a nuestro punto de partida y nuestras horas en la West Coast estaban contadas.

La llegada a Santa Mónica y LA nos hizo recordar inmediatamente los motivos por los cuales habíamos pasado un mal rato 15 días atrás: atascos, caos, ruido, aglomeraciones,… Nos habían quedado muchas cosas por ver en LA, dentro de lo que cabe, y entre esta tarde y la mañana siguiente tendríamos la posibilidad de completar nuestra visita de la ciudad, si los atascos nos lo permitían.

Como estábamos un poco cansados, optamos por un plan ligero: recorrer Mulholland Drive, el Scenic Drive más mítico de la ciudad. La carretera conecta las montañas de Santa Mónica con las Hollywood Hills y es famosa por sus vistas panorámicas de Los Ángeles y del Valle de San Fernando, así como también por ser residencia de muchas estrellas de Hollywood. A pesar de su condición de carretera emblemática, a mí no me llamó especialmente la atención, quizás por cansancio, quizás porque el mundo del glamour y la ostentación a mí no me atrae especialmente,…

Durante su recorrido hicimos una parada en Runyon Canyon Park, donde un cómodo sendero nos condujo hasta un magnífico mirador justo cuando empezaba a ponerse el sol.

IMG_4257

Los Ángeles desde Runyon Canyon Park

IMG_4264

Puesta de sol desde Runyon Canyon Park

El resto del día fue un calco nostálgico de nuestra primera noche en LA: alojamiento en el Coral Sands Motel, que tanto nos había gustado, con su piscina, su jacuzzi…, cena en un oriental cercano al hotel y subida al Griffith Observatory, donde esta vez los astros estuvieron de nuestra parte y no encontramos ningún evento especial. Saldar esta cuenta pendiente fue una suerte, porque las vistas desde el observatorio son tremendas. Como premio adicional, bajando del observatorio nos topamos ni más ni menos que con una manada de coyotes pululando por la carretera. Fue una sorpresa inimaginable y una buena forma de despedirnos de las noches en la West Coast.

IMG_4265

Griffith Observatory

IMG_4277

Downtown desde el Griffith Observatory

Anuncios

Un pensamiento en “Viaje a la Costa Oeste de USA (XVII): Morro Bay – Solvang – Malibú – Los Ángeles

  1. Pingback: Viaje a la Costa Oeste de USA | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s