Viaje a la Costa Oeste de USA (II): Los Ángeles – Calico Ghost Town – Mojave National Preserve – Las Vegas

15.2.2015

Hora de conducir. Empezaba nuestro Road TripA priori el recorrido de este día no era de los más interesantes del viaje. La idea era ir desde LA hasta Las Vegas y para amenizar el trayecto programamos dos visitas: Calico Ghost Town y Mojave National Preserve.

Madrugamos bastante, aún con los efectos del jet lag, que nos despertaba mucho antes de lo deseado, y tuvimos la suerte de encontrar una salida de LA bastante fluida. El camino hasta Calico, entre la ilusión que teníamos, el nuevo mundo que descubríamos y el poco tráfico que encontramos, se me pasó volando.

Calico es un pueblo abandonado reconvertido en una especie de parque temático en miniatura sobre el oeste americano.

IMG_1069

Calico Ghost Town

IMG_1073

Calico Ghost Town

Nada más saber de su existencia y comprobar que venía de paso nos hizo mucha ilusión la idea de visitarlo, pero conforme pasaron las semanas fui anticipando un sentimiento diferente. Tenía la sensación de que me iba a parecer demasiado turístico. Al final, mi valoración se acerca bastante a esta última. No es que no valga la pena, pero la sensación de estar en un parque temático es constante y, sin ir más lejos, para conocer cómo es la vida en el oeste recomendaría mucho antes otros pueblos que vimos la jornada siguiente, pueblos de verdad y totalmente gratuitos. Aún así, reconozco que me lo pasé bastante bien durante la hora y pico que estuvimos allí, era nuestro primer contacto con el lejano oeste y se notaba en nuestro ánimo.

IMG_1082

Calico Ghost Town

IMG_1091

Calico Ghost Town

IMG_1088

Calico Ghost Town

IMG_1103

Calico Ghost Town

IMG_1109

Calico Ghost Town

Repusimos fuerzas en el Peggy Sue’s 50’s Diner, un restaurante mítico ambientado en los años 50. En él tomamos un delicioso batido de fresa y unas French Toasts.

IMG_1118

Peggy Sue’s 50’s Diner

IMG_1123

Peggy Sue’s 50’s Diner

IMG_1125

Peggy Sue’s 50’s Diner

IMG_1126

Peggy Sue’s 50’s Diner

Aunque hasta entonces habíamos hecho pocas paradas, el día estaba siendo de lo más entretenido y conducir por esas carreteras resultaba delicioso y evocador.

West Coast

West Coast

Seguimos nuestra ruta en dirección a Mojave National Preserve, a la que entramos por el sur a través de Kelbaker Road. La primera atracción que encontramos entrando desde allí fueron las Granite Mountains, unas montañas de granito que adoptan formas bastante curiosas.

Granite Mountains

Granite Mountains

IMG_1134

Mojave National Preserve

Poco después, tomamos el desvío de las Kelso Dunes, unas inmensas dunas a las que se puede subir con una caminata de aproximadamente una hora (sólo ida). Nuestra idea era ésta, subir hasta la duna más alta, pero el intensísimo calor que hacía, con temperaturas por encima de los 30 grados, y nuestra falta de previsión (no llevábamos crema solar) hicieron que desistiéramos y nos conformáramos con caminar unos 20 minutos hasta llegar a un buen punto de visibilidad para tomar unas cuantas fotos. Recomiendo mucho esta visita. Me impresionaron bastante las dunas y me quedé con la espina clavada de no haberlas podido subir.

IMG_1145

Kelso Dunes

IMG_1157

Kelso Dunes

IMG_1160

Kelso Dunes

IMG_1166

Kelso Dunes Road

De nuevo en la carretera principal, unos cuantas millas más al norte paramos en Kelso Depot, una estación de ferrocarril reconvertida en centro para visitantes. La estación actual emula a la primera que se construyó en este lugar, de la que únicamente sobreviven las palmeras de su entrada principal.

IMG_1174

Kelso Depot

IMG_1176

Kelso Depot

Seguimos nuestro camino en dirección a Cima, otro pueblo, siendo generosos con lo de pueblo, abandonado.

Cima

Cima

IMG_1185

Mojave National Preserve

Sabíamos de antemano que esta zona era conocida por tener la mayor concentración de Joshua Trees del mundo, pero en ningún momento imaginé que encontraríamos tantos. Cuanto más conducíamos más encontrábamos… ¡Y pensar que yo tenía miedo de no ver ninguno!

Joshua Trees

Joshua Trees

Para vivir la experiencia con más intensidad, recorrimos un tramo del Teutonian Peak Trail. Aprovechamos la tranquilidad y la belleza del lugar para hacer un picnic. ¡Eran ya pasadas las 4 de la tarde y aún no lo habíamos hecho!

IMG_1200

Mojave National Preserve

IMG_1203

Mojave National Preserve

IMG_1204

Mojave National Preserve

IMG_1205

Mojave National Preserve

IMG_1206

Mojave National Preserve

Joshua Trees

Mojave National Preserve

Mojave National Preserve nos fascinó. Quizás tuvo la suerte de disponer del factor sorpresa, ya que fue nuestra primera incursión en un desierto, pero sin duda es una visita muy recomendable.

El último tramo de carretera hasta Las Vegas se me hizo eterno. Llevaba varios días seguidos sin dormir más de tres horas, incluso desde antes del viaje, y hasta entonces había mostrado una energía fuera de lo normal, pero todo el cansancio que se presuponía debía sentir apareció de golpe.

Tenía un choque de emociones antes de la visita de Las Vegas. Por una parte, era consciente de que su rollo y el mío son polos totalmente opuestos. No me atrae nada de lo que ofrece esta ciudad. Sin embargo, tenía la esperanza de que el factor sorpresa, por decirlo de alguna manera, fuera su baza para conquistarme, o bien que de tan bajas expectativas al final no me pareciera tan terrible. La llegada a la ciudad disipó automáticamente todas mis dudas: es un horror, un lugar deprimente y terrorífico.

Nos alojamos en The Platinum Spa y esa fue la mejor experiencia de la visita. No estoy acostumbrado a ciertos lujos y se me hizo muy raro quedarme de brazos cruzados mientras un mozo se llevaba mis maletas e iba a aparcar mi coche. La habitación fue espectacular en todos los sentido: tamaño, confort, lujo, vistas… El baño que me di en su jacuzzi fue milagrosamente reparador y me dio las fuerzas necesarias para visitar la ciudad, aunque pronto el cansancio volvió a hacer mella.

Las Vegas desde The Platinum Spa

Las Vegas desde The Platinum Spa

Cenamos en un centro comercial cercano al hotel, no sin antes dar varias vueltas buscando infructuosamente un restaurante que no estuviera saturado. Después, recorrimos la zona sur del Strip, desde el Bellagio hasta el Luxor.

Caos, ruido, aglomeraciones, vicio… todo eso es Las Vegas. Ni siquiera la curiosidad por entrar en sus casinos me compensó. Jugamos un dólar en unas tragaperras y antes de que parpadeara ya habíamos perdido… Sí me gustó la espectacularidad de sus hoteles, aunque muchos de ellos parecían fallas a lo bestia. Mi preferido, aunque era el que más parecía una falla, fue el Excalibur.

IMG_1249

Las Vegas Strip

IMG_1254

Las Vegas Strip

IMG_1255

New York New York

IMG_1284

New York New York

IMG_1288

Hotel Paris

IMG_1251

Las Vegas Strip

IMG_1269

Excalibur

IMG_1256

Las Vegas

Antes de caer rendido en la cama vimos el espectáculo de las fuentes del Bellagio. Hay uno cada 15 minutos a partir de las 20h. No estuvo mal, pero la función que nos tocó no fue tan espectacular en comparación con otra que habíamos visto a medias desde lejos.

Fuentes del Bellagio

Fuentes del Bellagio

Supongo que influyó también que llegáramos reventados. Quizás un poco más descansados o con otra mentalidad la habríamos disfrutado más. Pese a todo, considero que es un lugar que hay que conocer, porque no se le puede negar que sea curioso y espectacular.

Anuncios

3 pensamientos en “Viaje a la Costa Oeste de USA (II): Los Ángeles – Calico Ghost Town – Mojave National Preserve – Las Vegas

  1. Pingback: Viaje a la Costa Oeste de USA | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s