Viaje a la Costa Oeste de USA (I): Los Ángeles

13 y 14 de febrero 2015

Barcelona, viernes 13 de febrero, 3:00 a.m., empieza la odisea.

El primer vuelo de Barcelona a Estambul pasó relativamente rápido y sin incidencias. Aunque no pude dormir, la ilusión por empezar un viaje tan importante era máxima y minimizaba cualquier efecto secundario de la aventura. Entre ellos, los del madrugón que nos habíamos pegado para coger nuestro vuelo a las 6.

Estambul nos dio la bienvenida con frío y lluvia, pero como la escala era de corta duración no nos importaba. No íbamos a tener tiempo ni de salir del aeropuerto, así que nos entretuvimos degustando delicias turcas en las tiendas, como buenos abuelos del Imserso.

El primer susto del viaje sucedió durante el control de seguridad previo al embarque del avión que nos llevaría hasta Los Ángeles. Llevábamos meses bromeando con que no me dejarían subir, ya que soy bastante moreno de piel, barbudo, etc… A la hora de la verdad, la que casi casi no sube fue Vero, mientras que a mí no me dieron ningún problema. Un error cumplimentando su formulario ESTA, requisito imprescindible para viajar a USA, tuvo la culpa, pero por suerte una de seguridad nos ofreció wifi desde su móvil para poder cumplimentar uno nuevo in extremis.

El vuelo de Estambul a Los Ángeles se me hizo eterno. De las 13 horas de duración, sólo las últimas 5 transcurrieron relativamente rápido, a pesar de disponer de todo tipo de entretenimientos en el asiento: música, películas, series, juegos, documentales… Vi hasta cuatro películas durante el vuelo y como me llegué a sentir crítico de cine por un día daré mi valoración de las mismas: The Grand Budapest Hotel, mágica y encantadora. Now You See Me y Premium Rush, unas fantasmadas. Y Captain Phillips muy trepidante, no esperaba que me gustara tanto y sus dos horas me pasaron volando.

Quedé muy satisfecho con el servicio de Turkish Airlines, lleno de detalles con los pasajeros y con unas comidas bastante ricas. Además, la travesía apenas tuvo turbulencias, recuerdo sólo unos 5 ó 10 minutos un poco moviditos, pero nada del otro mundo.

De los paisajes que vimos por la ventanilla, recordaré especialmente el de Groenlandia, una infinita masa blanca de hielo y nieve, sin un sólo atisbo de vida. Como anécdota, durante un buen rato pensábamos que se trataba de nubes y más nubes… hasta que nos dimos cuenta de que no, de que era tierra firme. También recordaré con cariño y emoción las últimas dos horas de vuelo, cuando empezamos a reconocer ciertos lugares que íbamos a visitar: Utah, Las Vegas, Death Valley, Mojave National Preserve… La ilusión empezaba a ser incontenible.

Ya en Los Ángeles, tuvimos varios favores de la diosa fortuna. Un control de aduana más flexible y rápido de lo previsto, unas maletas que no se hicieron de rogar y un amabilísimo dependiente de Hertz que nos ofreció un coche de categoría superior y con GPS incorporado. Un Kia Sorento, mi primera experiencia con un todoterreno y con un automático. Ay…

Donde ya no tuvimos tanta suerte fue durante el trayecto del aeropuerto hasta el hotel. Era hora punta y LA estaba totalmente colapsada. Tardamos casi una hora y media en llegar, cuando el GPS preveía un trayecto de 15 minutos. Jamás olvidaré el momento en que me incorporé a la freeway y vi 7 carriles totalmente atascados y miles y miles y miles de coches y luces por delante. Era tal y como la habíamos imaginado, un scalextric lleno de palmeras a ambos lados de la calzada.

Dormimos en Hollywood, en el Coral Sands Motel, un hotel bastante sencillo pero que nos gustó bastante en la medida que nos pareció muy típico de LA, como si lo hubiéramos visto previamente en alguna película. Costó bastante conciliar el sueño, a pesar de que llevábamos despiertos tantas horas que me da pereza calcularlas… y a las 2 de la mañana yo ya estaba con los ojos como platos, contando las horas hasta empezar nuestro primer día real de viaje.

Coral Sands Motel

Coral Sands Motel

Era ya 14 de febrero, San Valentín, y aunque somos la antítesis de lo que representa este día condicionó bastante nuestro itinerario. La intención era empezar el road trip desde el primer día, pero hacer noche en Las Vegas en San Valentín tenía toda la pinta de que iba a ser un quebradero de cabeza, aparte de caro, así que decidimos dividir la visita de LA entre este primer día y las horas muertas del último, antes de coger el avión de vuelta.

Estábamos advertidos de que LA no es una ciudad bonita, de que no vale la pena dedicarle demasiado tiempo. Los que nos advirtieron tenían razón, pero tratándose de un lugar tan icónico, tan visto en tantas series y películas, cuesta mucho sacrificarlo y no dedicarle un par de días. ¿Me gustó? ¿No me gustó? Aún no lo tengo claro, pero lo que sí puedo asegurar es que en LA pasamos un día de lo más trepidante, para lo bueno y para lo malo, y entretenido.

LA es una ciudad sin patrimonio destacable y a su vez con muchos lugares potencialmente visitables, según los gustos de cada uno. Empezamos nuestro recorrido bien temprano, aprovechando que el jet lag nos tenía bastante a tope de buena mañana a pesar de las pocas horas de sueño de los dos últimos días.

Para estirar las piernas, recorrimos a pie el Walk of Fame, que estaba a una media hora del hotel andando. Son sólo estrellas con nombres de artistas, si uno lo piensa es una tontería, y Hollywood Boulevard es una avenida más bien normalita y muy enfocada al turismo, llena de souvenirs… pero el paseo que dimos fue de lo más agradable, quizás porque apenas encontramos gente tan temprano. Tenía localizadas de antemano las estrellas que más nos interesaban, gracias a lo cual no perdimos demasiado tiempo buscándolas.

IMG_0939

Walk of Fame

IMG_0901

Walk of Fame

IMG_0923

Walk of Fame

IMG_0904

Hollywood Blvd

IMG_0891

Hollywood Blvd

IMG_0892

Hollywood Blvd

También en Hollywood Blvd se encuentra el Dolby Theatre, en el que se celebra anualmente la ceremonia de los Oscars, pero no nos pareció nada del otro mundo. Cerca del mismo se encuentra el Grauman´s Chinese Theatre, mucho más bonito e interesante, sede de los Oscars durante la década de los 40 y frente al cual se encuentran muchas huellas de pies y manos de artistas.

IMG_0916

Dolby Theatre

IMG_0921

Grauman´s Chinese Theatre

IMG_0922

Grauman´s Chinese Theatre

IMG_0947

Huellas frente al Grauman´s Chinese Theatre

Cerca de Hollywood Blvd, en Vine Street, se encuentra la sede de Capitol Records. Había visto ese edificio cientos de veces por la tele o en fotos y al encontrarlo fue toda una revelación.

Capitol Records

Capitol Records

Volvimos al hotel para descansar un poco, comprar provisiones para los próximos días y coger el coche. Era hora de volverse a enfrentar al infernal tráfico angelino. Nuestra primera parada fue en el 6272 de Mulholland Highway. En este punto hay uno de los mejores miradores de la Hollywood Sign, las famosas letras Hollywood. La subida hasta el mirador atraviesa una urbanización de lujo bastante chula, también muy de película, aunque a lo largo de todo el viaje íbamos a reconsiderar el concepto de lo que es lujo.

Hollywood Hills

Hollywood Hills

Nuevamente nos planteamos el verdadero valor y significado de esta atracción… Son sólo letras, sólo un cartel, un cartel que para más inri era el promocional de una urbanización… pero es tan icónico, tan famoso y tan conocido por todos desde nuestra más tierna infancia que no dedicarle una visita rápida es un delito. Como premio, las vistas de la ciudad desde el mirador también valen bastante la pena, aunque días después conocimos otros miradores mejores.

IMG_0975

Hollywood Sign

IMG_0976

Hollywood Sign

Bastó un sólo trayecto para darnos cuenta del verdadero valor de contar con un GPS en el coche. Si ya con él nos costaba bastante orientarnos y circular por la ciudad, tan caótica y colapsada por naturaleza, no quiero imaginar qué habría sido de nosotros sin él. Seguramente aún estaríamos dando vueltas buscando el hotel…

El tráfico en LA, voy a ser pesado repitiéndolo, es una locura. Los angelinos conducen bastante bien, todo hay que decirlo, respetan las normas y no ponen ningún reparo en facilitarte maniobras, pero la aglomeración de coches es tan inimaginable que la duración de los trayectos como mínimo se triplica por culpa de los atascos. Recorrer 50 metros seguidos sin detenerse es una utopía en horas punta.

Esto último fue lo que nos sucedió camino de Santa Mónica, en la que teníamos previsto comer y pasar la tarde. No hay más de 10 ó 15 millas de distancia desde Hollywood, pero tardamos más de una hora y media en llegar, alternando paradas por semáforos y otras por atasco.

De camino venía de paso el Fox Plaza, el rascacielos de Die Hard y uno de los edificios derribados en la escena final de Fight Club. Para quien le interese, se encuentra en el 2121 Avenue of the Stars, Century City, LA.

Fox Plaza

Fox Plaza

También vimos muy de paso un cartel de Beverly Hills. Volveríamos 15 días después para visitar el barrio con más tiempo.

Beverly Hills

Beverly Hills

El chasco al llegar a Santa Mónica fue monumental. Creíamos que ya estábamos curados de espanto cuanto a caos y tráfico, pero lo que encontramos fue una auténtica locura. Para empezar, lo que era tráfico muy denso se convirtió en un señor atasco. Era como si toda California se hubiera puesto de acuerdo para ir a la playa, aprovechando unas temperaturas que rozaban los 30 grados. Aparcar preveíamos que iba a ser otra odisea, visto lo visto, así que al ver la primera plaza decidimos dejar el coche allí, sin importarnos la distancia a la que estuviera la playa, y recorrimos el último kilómetro a pie hasta la costa.

El Santa Mónica Pier estaba absolutamente abarrotado. Nuestro primer comentario al llegar fue “¿Habrá un festival o un concierto?”. No era ni medio normal la cantidad de gente que había paseando. Eran más de las tres de la tarde, no habíamos comido nada desde las 8 de la mañana, y todos los restaurantes y puestos de comida estaban saturados. Lo pasamos un poco mal, la verdad, pero el lugar tiene mucho encanto y jamás olvidaré la primera vista del Pacífico.

IMG_1066

Santa Mónica Pier

IMG_1007

Santa Mónica Pier

IMG_1029

Santa Mónica Pier

IMG_1063

Santa Mónica Pier

IMG_1033

Santa Mónica Pier

IMG_1039

Santa Mónica Pier

Como tardamos más de la cuenta en encontrar algún sitio donde comer, nos pilló el atardecer y no nos dio tiempo de visitar el barrio de Venice, tal y como teníamos previsto. Sí que nos dio tiempo de dar un agradable paseo por la playa, en la que se encuentran las famosas casas de los vigilantes de la playa y el emplazamiento original del Muscle Beach.

IMG_1015

Santa Mónica

IMG_1041

Santa Mónica

IMG_1048

Santa Mónica

IMG_1044

Muscle Beach

IMG_1049

Muscle Beach

IMG_1050

Muscle Beach

IMG_1052

Muscle Beach

La vuelta al hotel fue nuevamente una odisea, otra hora y media de conducción a pesar de que el tráfico no me dio la impresión de que estuviera tan saturado como en la ida. Después de un día tan intenso, nos relajamos un rato en el jacuzzi y cenamos en un asiático cercano, muy bueno y barato.

El colmo de los colmos llegó cuando quisimos subir hasta el Griffith Observatory, desde el que hay una gran panorámica de la ciudad. ¿Quién querría subir a una montaña en coche un sábado por la noche?, nos preguntábamos… Pues aparentemente todo LA. Encontramos otro atasco, pasadas las 22 h de un sábado, y antes de llegar a la cima vimos una señal indicando que no había parking. Nos lo tomamos con humor y dimos vuelta atrás… quizás quince días después tendríamos la ocasión de visitar el mirador.

Los Ángeles, la ciudad en la que me divertí a pesar de todos sus esfuerzos para que la odiara.

Anuncios

Un pensamiento en “Viaje a la Costa Oeste de USA (I): Los Ángeles

  1. Pingback: Viaje a la Costa Oeste de USA | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s