Viaje a Bélgica (IV): Brujas

2.3.2014

Había hablado tantas veces a mi novia sobre lo bonito que es Brujas que ya iba siendo hora de que fuéramos y lo pudiera comprobar con sus propios ojos. Aunque sea una ciudad más turística que Gante y que a veces puede estar un poco saturada de turistas y dar la sensación de ser como un parque temático, la verdad es que siento auténtica debilidad por ella. No entraré en el debate de cuál es más bonita, pero sí diré que considero Brujas más mágica y, tanto para lo bueno como para lo malo, más entretenida para un día entero.

Aparcamos cerca de la Kruispoort, una de las puertas de la ciudad. Cerca de la misma está el Kruisvest, un parque de verdes colinas con molinos típicos.

Kruispoort

Kruispoort

IMG_1403

Kruisvest

Brujas está plagada de canales y calles preciosas y llenas de historia. Hablar de cada uno de estos lugares me llevaría días, así que comentaré sólo lo que considero más básico de la ciudad. Tras entrar en la ciudad por la Kruispoort, fuimos paseando hasta el Burg, la plaza del Stadhuis, el ayuntamiento, una joya del gótico-florido.

IMG_1410

Stadhuis

Callejeando por detrás del Stadhuis se encuentran los que para mí son los canales más bonitos de la ciudad. La postal más famosa de los mismos es la que se tiene desde el Rozenhoedkaai, el muelle del Rosario. Recuerdo perfectamente la primera vez que giré la esquina y me encontré con esa vista… la emoción que sentí al ver una ciudad tan de cuento emergiendo del agua es indescriptible. Sin duda, uno de los rincones más bonitos en los que he estado, volvería cada año sólo para disfrutar unos minutos de esa vista.

Rozenhoedkaai

Rozenhoedkaai

Brujas

Brujas

Nos adentramos en el corazón de la ciudad hasta llegar al Grote Markt, una amplia plaza en la que se encuentran los edificios más famosos de la ciudad. Uno de ellos es el Belfort, la torre del campanario, una de las 56 torres de Francia y Bélgica consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se eleva hasta los 83 metros y está ligeramente inclinada hacia la izquierda.

IMG_1426

Belfort van Brugge

Otro edificio destacable es el Provinciaal Hof, el Palacio Provincial, mientras que al norte de la plaza se encuentran una serie de fachadas coloridas típicas de la región.

Provinciaal Hof

Provinciaal Hof

IMG_1422

Grote Markt

Otro de los rincones de Brujas que recordaba como mágico es su Begijnhof, un conjunto de casas blancas rodeando un jardín lleno de árboles inclinados. Tenía muy presente el recuerdo de este lugar tan tranquilo y hermoso y tenía muchas ganas de repetir visita. Para mí, una parada imprescindible.

IMG_1437

Begijnhof

IMG_1440

Begijnhof

IMG_1441

Begijnhof

Aunque hay muchas más cosas por ver, en líneas generales ya habíamos visto todo lo que queríamos ver, teniendo en cuenta que sólo disponíamos de unas pocas horas de visita. Teníamos un largo camino de vuelta a Bruselas, pero decidimos quedarnos un rato más para ver la iluminación de la ciudad y despedirnos con una vista nocturna del Rozenhoedkaai.

IMG_1445

Stadhuis

IMG_1452

Grote Markt

IMG_1455

Provinciaal Hof

IMG_1458

Stadhuis

IMG_1464

Rozenhoedkaai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s