Viaje a Noruega (VI): Lofoten – Mørsvikbotn

5.9.2013

Segundo día en Lofoten y nueva oportunidad para visitar las islas con mejor tiempo y visibilidad. La tormenta de lluvia y viento había durado hasta altas horas de la madrugada, pero por la mañana el clima, sin ser para lanzar cohetes, parecía darnos una tregua.

Amanecer en Å

Åmanecer

Nuestra rorbuer

Nuestra rorbuer

El plan del día consistía en recorrer nuevamente la carretera de interés turístico y luego, según el tiempo, repetir noche en Å o volver a la Noruega continental.

Antes de empezar este recorrido nos desplazamos hasta el final de la E10, pasado Å, donde hay un mirador sobre los espectaculares acantilados de la zona. El fin del mundo… o al menos el fin de Lofoten.

IMG_0190

Åcantilados

IMG_0196

Åcantilados

IMG_0187

Free as a bird

IMG_0186

Montañas de Å

De vuelta a Å, hicimos una vueltecita en coche para gozar de las vistas de las rorbuers.

IMG_0212

Å

IMG_0203

Å

IMG_0201

Å

El día de momento se portaba bien con nosotros y para mayor seguridad jugamos la carta Europe Endless, que nunca nos defrauda. Llegados a Reine, que lo habíamos pasado de largo en la jornada anterior, tuvimos la gran satisfacción de poder disfrutar de la panorámica más famosa de las Lofoten: la de la bahía de Reine con los puntiagudos picos al fondo. 

Reine

Reine

Aprovechamos el buen tiempo para pasear un rato por Reine, alucinando con la belleza de las cumbres de la zona.

IMG_0221

Reine

IMG_0222

Reine

IMG_0225

Reine

IMG_0226

Secadores de bacalao

IMG_0227

Secadores de bacalao

Tuvimos suerte porque pasados unos minutos el tiempo se torció y empezó a llover de nuevo. Por decir algo bueno, las nubes no eran tan bajas ni espesas como las del día anterior y se seguían distinguiendo las cimas de los picos que dan ese aspecto tan dramático a las islas. 

Ni la más retorcida de las mentes podría haber esculpido una orografía tan peculiar como la de estas islas. Picos y picos y más picos, como dientes de una sierra. Fiordos y fiordos y más fiordos. Es una auténtica locura, uno llega a perder la noción de lo que está viendo y a ser incapaz de procesarlo. La impresión de formar parte de un decorado de fantasía es inevitable y provoca una especie de sensación de irrealidad de la que cuesta abstraerse.

Hablo de picos y fiordos, pero otro de los grandes atractivos de las Lofoten son sus amplias playas vírgenes de arena blanca, como éstas situadas cerca de Flakstad.

IMG_0232

Flakstad

IMG_0238

Skagsanden

La siguiente parada fue en Nusfjord, uno de los pueblos pesqueros más antiguos y mejor conservados de Noruega. En este momento empezamos a tener la mosca detrás de la oreja, ya que unos nubarrones empezaron a ocultar las cumbres y no presagiaban nada bueno…

Nusfjord

Nusfjord

Nusfjord

Nusfjord

Otro rincón de especial interés turístico es Eggum, un pueblo acorralado entre el mar y una imponente montaña.

Eggum

Eggum

A partir de Eggum, el tiempo se estropeó definitivamente y aunque no nos privó de unas preciosas vistas, como había sucedido el día anterior, sí condicionó que el número de paradas fotográficas disminuyera ostensiblemente.

Cerca de Kabelvåg, paramos en el acuario de Lofoten, donde por fin vimos focas.

Acuario Lofoten

Acuario Lofoten

Lofoquen

“Lofoquen”

Tanto se fastidió el tiempo que llegados a Svolvær, la capital, decidimos que tras recorrer dos veces la E10 nuestra estancia en Lofoten había llegado a su fin. No valía la pena hacer una noche más, sobre todo porque teníamos la sensación de que la tormenta iba para largo.

En principio, nuestra idea original era pasar el resto del día en las islas y tomar el último barco desde Moskenes hasta Bodo. Este trayecto hubiera durado tres horas, llegando a Bodo rozando la medianoche y con la misión pendiente de buscar un camping disponible a esas horas… Con este panorama, optamos por volver a Lødingen, en Hinnøya, para tomar un barco más corto, temprano y barato, aunque implicara repetir el recorrido de dos días atrás pero a la inversa.

Antes de abandonar Lofoten, hubo 10 minutos de tregua que aprovechamos para comer en un mirador privilegiado.

IMG_0264

Lofoten

IMG_0268

Lofoten

IMG_0266

Lofoten

IMG_0261

Lofoten

IMG_0260

Lofoten

El trayecto de Lødingen a Bognes fue tranquilo. La tormenta había amainado y las vistas de las islas y de la costa de la Noruega continental fueron espectaculares. Mi yo más friki no podía evitar ver paralelismos entre las cumbres de Lofoten y la portada del Unknown Pleasures.

Ha det bra Lofoten

Ha det bra Lofoten

IMG_0290

Noruega continental

Lofoten

Lofoten

Unknown Pleasures

De nuevo en Bognes, en la Noruega continental, empezamos nuestro camino rumbo a Trondheim, a la que debíamos llegar la noche del día siguiente. Cuando nos sentimos cansados, decidimos hacer noche en un precioso camping en Mørsvikbotn, a orillas de un fiordo en el que había marea baja, ideal para pasear por su lecho.

IMG_0296

Mørsvikbotn

IMG_0307

Mørsvikbotn

IMG_0303

Mørsvikbotn

Pese a que el tiempo no acompañara, la visita de las Lofoten será recordada como uno de los momentos más evocadores de este viaje.

Recorrido del día en Google Maps.

Anuncios

Un pensamiento en “Viaje a Noruega (VI): Lofoten – Mørsvikbotn

  1. Pingback: Viaje a Noruega | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s