Mercat Medieval de Capdepera 2013

18.5.2013

Desde el año 2000, Capdepera celebra un mercado medieval que a lo largo de los años se ha convertido en uno de los más populares de toda Mallorca.

Capdepera

Capdepera

El de 2013 fue especial al conmemorarse el trigésimo aniversario de la recuperación del Castell de Capdepera por parte del ayuntamiento, vendido en subasta pública durante el siglo XIX tras ser declarado inútil en 1856 por una orden real.

En el Mercat Medieval pudimos disfrutar de productos gastronómicos…

P1110404

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110383

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110380

Mercat Medieval Capdepera 2013

… artesanales…

P1110379

Mercat Medieval Capdepera 2013

… fauna…

P1110443

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110446

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110447

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110444

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110454

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110451

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110448

Mercat Medieval Capdepera 2013

P1110449

Mercat Medieval Capdepera 2013

… música…

P1110397

Mercat Medieval Capdepera 2013

… y muchas cosas más. Este año no faltaremos a una nueva cita, presumiblemente durante el tercer fin de semana de mayo.

Mercado aparte, aprovechamos la ocasión para visitar también el ya mencionado Castell de Capdepera, construido por orden del Rei Jaume II durante el siglo XIV y declarado Bien de Interés Cultural.

P1110388

Castell de Capdepera

P1110432

Castell de Capdepera, Torre d’en Miquel Nunis

P1110422

Castell de Capdepera

P1110421

Castell de Capdepera

P1110435

Castell de Capdepera

P1110463

Castell de Capdepera

P1110467

Castell de Capdepera

P1110470

Castell de Capdepera

Su estratégica ubicación sobre un monte le otorga unas privilegiadas vistas del interior, la Serra de Llevant, del propio pueblo y del Canal de Menorca, aunque en esta ocasión no pudimos ver la isla debido a la bruma que había en el mismo.

P1110436

Serra de Llevant desde el Castell de Capdepera

P1110439

Municipio de Capdepera

P1110423

Capdepera desde el Castell

Como curiosidad histórica, cuenta la leyenda que el Rei Jaume I consiguió la rendición musulmana de Menorca desde este recinto. Ordenando encender unas grandes hogueras visibles desde la isla vecina, mientras su ejército se concentraba en la conquista de Valencia, hizo creer a los musulmanes que se estaba gestando una implacable invasión, motivando su rendición mediante el Tratado de Capdepera, que les permitió seguir viviendo en Menorca bajo sumisión al nuevo reino.

Como no nos apetecía pasar todo el día en el mercado, por la tarde decidimos hacer un recorrido turístico por esta zona de la isla. En primer lugar, nos dirigimos hasta el Far de Capdepera, situado en la punta más oriental de la isla y desde el que se tiene unas preciosas vistas de la costa de Cala Ratjada y del Canal de Menorca.

P1110473

Far de Capdepera

P1110475

Cala Ratjada

P1110477

Cala Ratjada

P1110472

Cala Ratjada

Sin alejarnos de Cala Ratjada, posteriormente fuimos al impresionante arenal de Cala Agulla, que pese a su cercanía con un núcleo turístico tan importante y a las multitudes que en él se concentran se mantiene aún virgen. Ese color del mar habla por sí solo.

P1110497

Cala Agulla

P1110479

Cala Agulla

Antes de volver a Palma, hicimos dos últimas visitas. La primera de ellas fue sólo una visita a medias, en las Coves d’Artá, que a pesar de su nombre se encuentran en el municipio del pueblo rival, Capdepera, que antiguamente pertenecía a Artà. Nos limitamos a ver su imponente entrada principal, ya que no andábamos sobrados de dinero y decidimos visitarlas en otra ocasión.

P1110498

Coves d’Artà

P1110500

Coves d’Artà

P1110503

Coves d’Artà

Y finalmente, la última visita fue la de Cala Torta, otra cala virgen que en este caso pertenece al municipio de Artà.

P1110511Un día la mar de completo.

Anuncios

Excursión: Alrededores del Santuari de Lluc

14.4.2013

Tras dos semanas absorbidos por la mudanza y el consecuente proceso de aclimatación a nuestro nuevo hogar, debutamos en tierras mallorquinas con una excursión circular por los alrededores del Santuari de Lluc, centro religioso y de peregrinación de la isla ubicado en el corazón de la Serra de Tramuntana.

La excursión se podría iniciar en cuatro localizaciones diferentes, ya que une cuatro puntos de inicio de otras rutas con las que se podría combinar ésta, pero nosotros, para ir a lo fácil, la empezamos desde el mismo santuario, para así aprovechar su aparcamiento gratuito de pago.

Desde el aparcamiento, hay que caminar unos 250 metros en sentido retorno a la carretera principal y tras superar un valla nos dirigimos hacia el Refugi de Son Amer, pasando al lado del Molí de Lluc y atravesando un sombrío y apacible encinar.

Construido para aprovechar las aguas de diferentes fuentes de la zona, la primera referencia documental del Molí de Lluc data del año 1302. En 1683, tras varias modificaciones, se instaló una serradora con el fin de suministrar materiales para la construcción del Santuari de Lluc. Tras el asfaltado de la carretera Caimari-Lluc en 1956, el Molí de Lluc inició su declive hasta parar su actividad en el año 1960. Actualmente, se encuentra en fase de restauración.

P1110178

Molí de Lluc

Tras descender del refugio, conectamos con el GR-221 en dirección a Pollença, sendero que no abandonaremos hasta llegar a Binifaldó. Siguiendo el mismo, en primer lugar encontraremos el tramo más exigente de esta sencilla ruta, la ascensión al Coll Pelat. Poco antes de llegar a la cima del mismo, un desvío a mano izquierda nos conducirá al Mirador de Foment de Son Amer, desde el que se gozan de las mejores panorámicas del Vall de Lluc y de la Serra de Tramuntana de toda la excursión.

P1110204

Vall de Lluc con el mar al fondo

P1110203

Puig de Massanella, al fondo

En la cima del Coll Pelat volvemos a disfrutar de un tranquilo encinar y, poco después, tras atravesar un muro, el desafiante Puig Tomir se presenta en nuestro horizonte.

P1110212

Coll Pelat

P1110215

Rumbo al Puig Tomir

P1110214

Puig Tomir

Unos cinco minutos después, el GR-221 abandona a mano izquierda la pista forestal por la que transcurría y la nueva senda, tras una sucesión de subidas y bajadas, nos lleva al Coll des Pedregaret, fácilmente identificable por la entrada a la antigua planta embotelladora de agua que se encuentra en este punto. Seguiremos nuestro descenso a través de la pista asfaltada, rumbo a la Finca Binifaldó, hoy convertida en un Centro de Educación Ambiental.

Desde este lugar, el GR-221 se desvía a la derecha y transcurre al margen de unos preciosos prados de la Finca Binifaldó, bajo la imponente silueta del Puig Tomir.

P1110218

Campos de Binifaldó y Puig Tomir

P1110220

Flores en Binifaldó

P1110230

Binifaldó

Antes de abandonar el GR-221, encontramos la singular Alzina d’en Pere, con una edad estimada de 500 años.P1110227Unos 150 metros después de la encina, abandonamos el GR-221 a mano izquierdo, siguiendo un camino que nos conducirá hasta el Refugi de Sa Coma. En nuestro horizonte, el Puig Major, el techo de Mallorca.

P1110234

Puig Major, fondo a la derecha

P1110235

Puig Major

Pasado el refugio, encontramos la Font de Mina, en la que giraremos a la derecha.

Font de Mina

Font de Mina

Al llegar a la carretera, seguiremos hacia la izquierda paralelamente a la misma hasta atravesar el área recreativa de Menut, en la que la cruzaremos por detrás de su parque infantil.

Al otro lado de la carretera, tenemos dos opciones. La sencilla, seguir la carretera en dirección a Lluc durante unos 300 metros, hasta llegar al área recreativa de Es Pixarells. La genuina, pero algo más complicada, adentrarse en el extraño jardín de rocas de Lluc, donde deberemos agudizar nuestros sentidos para no perdernos, ya que el camino zigzaguea de forma confusa entre sus rocas y en ocasiones cuesta encontrar las marcas azules y amarillas que guían nuestro rumbo hasta Es Pixarells.

P1110243

Jardín de rocas de Lluc

P1110254

Jardín de rocas de Lluc

P1110253

Jardín de rocas de Lluc

P1110252

Jardín de rocas de Lluc

P1110251

Jardín de rocas de Lluc

P1110245

Jardín de rocas de Lluc

Desde Es Pixarells, descenderemos por un valle rodeados de curiosas rocas que anticipan lo que está por llegar. En este tramo, podemos gozar de un primer plano del Puig Roig y del Puig Caragoler.

P1110255

Alrededores de Lluc

P1110261

Puig Roig (izquierda) y Puig Caragoler (derecha)

P1110265

Flores corazón

Al llegar a un contenedor de basuras de madera, giraremos a la derecha. Poco después, pasaremos al lado de una carbonera.

P1110264

Carbonera

Cerca de la carbonera, un desvío a la izquierda nos conduce hasta Es Camell, formación exocárstica modelada por la lluvia durante miles de años y roca insignia del jardín de rocas de Lluc.

Es Camell

Es Camell

Desde Es Camell al Santuari de Lluc apenas nos separan unos minutos, finalizando así esta completa ruta circular de unas 4 horas de duración.

P1110276

Santuari de Lluc

P1110277

Santuari de Lluc

Para una información más precisa y detallada del recorrido, recomiendo la guía excursionista que Rother dedica a Mallorca y en la que he basado buena parte de esta entrada.

Mura

29.3.2013

Si bien la escapada de la que hablé en la anterior entrada fue la última como tal antes de volver a Mallorca, hubo tiempo aún para evadirse de los nervios ocasionados por la mudanza acercándonos a Mura, un pintoresco pueblo poco conocido para lo bonito que es y lo cercano de Barcelona que se encuentra.

Mura está enclavado en el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i Obac, en la comarca del Bages. Su nombre deriva presuntamente de una antigua muralla romana que existía en la zona. A pesar de su íntima relación con el área metropolitana de Barcelona, por una simple cuestión de cercanía, la sensación que se tiene al pisar sus calles empedradas y pasar bajo sus arcos es de evasión total, como si uno se encontrara en un pueblo remoto y perdido. Su entorno no hace más que reforzar tal sensación, pues cerca del pueblo uno puede gozar de preciosos bosques, cuevas, fuentes, montañas… un espectáculo natural y paisajístico difícilmente imaginable a tenor de su cercanía con la gran ciudad.

Cerca de Mura, se encuentra también el muy recomendable pueblo de Talamanca, con unas privilegiadas vistas de Montserrat, pero en esta ocasión no lo pudimos visitar.

P1110127

Mura

P1110128

Mura

P1110129

Mura

P1110130

Entorno de Mura

P1110132

Font de l’Era

P1110133

Sant Martí de Mura

P1110136

Mura