Andorra

24 y 25 de noviembre 2012

Mucho tiempo ha pasado y mucho he vivido desde la última vez que actualicé el blog. Ni más ni menos que un cambio de trabajo, cambio de residencia, vuelta a Mallorca tras 13 años en Barcelona, inicio de una nueva vida desde 0,… Demasiado tute físico y mental como para pensar en bloguear. Pasados casi 5 meses desde que di el paso y 6 desde mi última actualización, ya es hora de volver a las andadas y recuperar el blog con, novedad, otra visita a Andorra.

Quién iba a decirlo a principios de agosto de 2012… Por entonces no había pisado Andorra en todo el año y tres meses después podría decir que lo había hecho 3 veces, y todas ellas prácticamente de forma improvisada.

Esta tercera visita fue la más tranquila de todas, ya que la hice con mis padres y no era plan de machacarlos a caminar por la montaña, así que nos limitamos a hacer un recorrido en coche por los que considero que son los rincones más relevantes del petit país.

Tras hacer el check-in en el hotel, para empezar por todo lo alto nos dirigimos a uno de mis lugares fetiches, la frontera entre España y Andorra, pasado el Col de la Botella. En esta ocasión la visita fue diferente por dos razones. Primero, por la nota blanquecina de las primeras nevadas. Y segundo, porque fuimos por la mañana… Soy un gran admirador de la puesta de sol que se goza desde este lugar, así que esta vez me quedé con las ganas de disfrutarla. Aún así, es una parada que nunca decepciona, la sensación de desconexión es automática nada más salir del coche y contemplar desde las alturas dos países diferentes.

IMG_9195

Col de la Botella

IMG_9201

Frontera Andorra-España

IMG_9202

Frontera Andorra-España

IMG_9226

Frontera Andorra-España

IMG_9230

Frontera Andorra-España

Si algo no había hecho en mis dos anteriores visitas fue visitar pueblos. Dada su cercanía, la siguiente parada fue Pal, cuyo conjunto histórico es uno de los atractivos culturales más llamativos y bien conservados del país, en el que destaca especialmente la iglesia de Sant Climent, de estilo románico y que data del siglo XI.

IMG_9235

Pal

IMG_9249

Sant Climent

IMG_9243

Pal

IMG_9238

Pal

IMG_9237

Pal

Nos habíamos despertado muy temprano en Barcelona y con tanto sueño y carretera el día se nos hizo algo duro. Por este motivo, después de comer, y teniendo en cuenta que el día ya era bastante corto, tan sólo hicimos dos visitas.

En primer lugar, condujimos en soledad hasta el final de la Carretera de Arcalis, al norte de Andorra. Si bien en la zona de Pal habíamos encontrado nieve escasa, en este punto el paisaje era bien distinto y un grueso manto blanco cubría las montañas, confiriendo un aspecto frío y hostil al lugar.

IMG_9255

Arcalis

IMG_9256

Arcalis

IMG_9265

Arcalis

Para acabar el recorrido en coche, hicimos un breve caminata por el Vall de Rialb, del que hablé con más detalle en esta anterior entrada.

IMG_9267

Vall de Rialb

No hubo tiempo para más y dedicamos el resto del día a pasear por Escaldes-Engordany y Andorra la Vella.

Nuestro primer destino del día 25 fue Ax-les-Thermes, en el sur de Francia, de la que hablaré en la próxima entrada ya que merece una aparte. De vuelta a Andorra, hicimos una parada en el Port d’Envalira, el puerto de montaña con carretera más alto de los Pirineos, a 2409 metros de altura, y desde el que, como no puede ser de otra manera, se gozan de unas panorámicas preciosas.

IMG_9332

Port d’Envalira

IMG_9333

Port d’Envalira

Seguimos la ruta haciendo un breve recorrido en coche por el siempre apacible Vall d’Incles, otro de mis rincones fetiche del país.

IMG_9337

Vall d’Incles

IMG_9340

Sant Miquel d’Engolasters

Nuestro siguiente destino fue el Llac d’Engolasters, pero antes hicimos una parada para contemplar la iglesia de Sant Miquel d’Engolasters, situada al margen de la carretera. De origen prerrománico, data del siglo XII.Esta parada es obligatoria se mire como se mire, ya que los no amantes de las paradas culturales se verán recompensados con unas fabulosas vistas de Andorra la Vella y Escaldes-Engordany.

IMG_9342

Panorámica Andorra

El Llac d’Engolasters es ideal para toda la familia, dado su fácil y rápido acceso. Por esta misma razón, suele ser frecuentado por mucha gente con ganas de alta montaña y naturaleza y pocas ganas de andar, descripción que nos iba que ni pintado en esta ocasión.

IMG_9352

Llac d’Engolasters

IMG_9350

Llac d’Engolasters

IMG_9351

Llac d’Engolasters

Con la tripa bien llena tras comer en Andorra la Vella y el depósito lleno tras repostar gasoil bueno, bonito y barato, emprendimos nuestro camino de vuelta a Barcelona, pero antes nos acercamos al peculiar pueblo de Os de Civís, ya en Catalunya. Su gran particularidad es que se trata de un paradigma de periclave, es decir, un lugar al que pese a no estar geográficamente separado de la región a la que pertenece, en este caso España, Catalunya o Alt Urgell, como queráis, sólo se puede acceder con facilidad atravesando otra región diferente, en este caso Andorra. Siendo más precisos, su principal acceso viene desde Sant Julià de Lòria, en Andorra, mientras que su comunicación con el resto de su municipio se realiza a través del poco accesible Coll de Conflent.

IMG_9360

Os de Civís

No habría más Andorra durante 2012… ¿Volveré durante 2013?

Anuncios

2 pensamientos en “Andorra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s