Belchite

24.9.2012

Tras la más que satisfactoria experiencia en las Bardenas Reales, pusimos el broche de oro al día y a la escapada visitando las ruinas del pueblo viejo de Belchite.

Belchite significa etimológicamente Bello Lugar, pero el destino ha sido tan caprichoso con él que lo ha convertido, paradójicamente, en uno de los lugares más escalofriantes, truculentos y malditos de España.

Escenario de muchos enfrentamientos a lo largo de la historia, son dos las batallas que más se recuerdan por su repercusión para la historia de España y del propio pueblo.

La primera de ellas aconteció en 1809, entre franceses y españoles, enfrentados en la Guerra de la Independencia Española. La victoria francesa otorgó al pueblo el dudoso honor de que Napoleón inscribiera su nombre en el Arco del Triunfo de París.

Más sonada y devastadora fue la Batalla de Belchite, disputada en 1938, en plena Guerra Civil. La conquista de Belchite por parte del bando republicano era vital estratégicamente para afrontar la conquista de Zaragoza. La batalla que se fraguó tras su ofensiva tuvo un efecto devastador sobre el pueblo y se cobró la vida de 6.000 personas, entre soldados y civiles, en apenas unos días. Pese a la victoria del bando republicano, la crudeza de la contienda supuso tan elevado coste que hizo fracasar su avance hacia la capital maña.

El pueblo quedó completamente arrasado, pero Franco, una vez finalizada la Guerra Civil, decidió dejarlo así como recuerdo del enfrentamiento y promovió la construcción de Belchite Nuevo, llevada a cabo por prisioneros republicanos a modo de venganza.

A día de hoy, el pueblo viejo de Belchite está considerado como uno de los más visitados de España año tras año, pese a no estar acondicionado para el turismo. Miles de personas acuden con diferentes motivaciones: historia, fotografía, esoterismo,…

Dice la leyenda que las almas de los fallecidos durante la Batalla de Belchite aún pasean por su calles. Nosotros no sentimos la presencia de ninguna, pero sí todo el dolor que transmiten sus ruinas. He aquí mi modesto reportaje fotográfico.

-2 -3 -4 -5 -6 -7 -8 -9 -10 -11 -12 -15 -16

Rumbo a Barcelona, decidimos volver por carreteras secundarias hasta enlazar la A-2 a la altura de Lleida. Merece una mención especial el tramo de Belchite a Caspe a través de la A-1307 y la A-1404. A lo largo de 70 km nos cruzamos con apenas 7-8 coches, atravesando una región prácticamente desértica.

-17 -18

Una última parada para contemplar el embalse de Mequinenza y buscar siluros, sin éxito alguno, nos permitió recuperar fuerzas para terminar nuestro regreso a Barcelona.

-19

Anuncios

Un pensamiento en “Belchite

  1. Pingback: Corbera d’Ebre | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s