Excursión: Montserrat

6.5.2012

Me había propuesto no abrir la entrada usando por enésima vez la fórmula “la visita a blablabla era una vieja cuenta pendiente que me faltaba por saldar…”, pero esta frase nunca había sido tan apropiada como en el caso de Montserrat. De todas las montañas de Catalunya, hay dos que destacan por sus inconfundibles siluetas. Una de ellas es Montserrat. La otra, el Pedraforca, es aún una vieja cuenta pendiente que me falta por saldar…

La típica visita dominguera del monasterio y sus alrededores ya la había hecho dos veces anteriormente y ni me disgustó ni me flipó. Lo que verdaderamente me apetecía desde hacía mucho era perderme entre los monolitos de la montaña y eso es justo lo que hicimos en esta excursión.

Dejamos el coche en el área de ocio del Coll de Can Maçana. Tuvimos suerte de poder aparcar en el que era prácticamente el último hueco libre. A partir de allí, hay múltiples posibilidades para visitar el macizo de Montserrat. Una de ellas es recorrer el GR-172, que conduce de Can Maçana hasta el monasterio siguiendo la ladera norte de la montaña. Como no teníamos en mente ninguna excursión concreta, inicialmente seguimos este camino, que salvo al principio no tiene pendientes significativas.

Pronto llegamos a la altura de la Roca Foradada y la Cadireta d’Agulles, dos de las formas más singulares del macizo. Dice la leyenda que la primera de ellas es obra del diablo, que con un cabezazo se abrió paso a través de la roca rumbo al infierno, huyendo de la Virgen. Yo no tengo ninguna duda de que así fue como se hizo el agujero. Tiene su lógica.

La Cadireta desde abajo

Al poco tiempo de pasar por debajo de la Cadireta, nos desviamos hacia la derecha siguiendo el Coll del Porc, por el accedimos a la vertiente sur del macizo. Fue en esta ladera en la que disfrutamos más de la excursión, paseando entre monolitos con formas para todos los gustos (e imaginaciones).

Tras comer en los alrededores del Refugi Vicenç Barbé, volvimos a la ladera norte pasando por el Portell Estret. Sin duda alguna, este tramo de la excursión fue el más dificultoso, ya durante un buen rato tuvimos que bajar arrastrándonos con el culo por el suelo. El camino estaba en muy malas condiciones, húmedo, resbaladizo, con muchos pasos rocosos y con una pendiente más que considerable.

Tras retomar el GR-172, volvimos hacia Can Maçana, pero antes de llegar al párking nos desviamos para visitar las ruinas de la iglesia románica de Sant Pau Vell de la Guàrdia.

Montserrat, cuenta saldada.

Anuncios

Un pensamiento en “Excursión: Montserrat

  1. Una excursión muy chula! Estuve con una amiga hace un par de años haciendo senderismo por allí y nos encantó 😉 Eso sí, a Montserrat siempre hay que volver!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s