Italia 2012 (I): Bolonia

3.4.2012

La primera parada del viaje de Semana Santa fue Bolonia, capital de la región de Emilia-Romagna. Sí, pillines, la de los lambruscos. Hice una visita relámpago, de apenas una tarde, pero fue suficiente para acercarme a su patrimonio más importante.

Se trata de una ciudad con una extensa historia a sus espaldas. Su casco antiguo medieval es el segundo más grande de Europa, tras el de Venecia, y fue sede de la primera universidad de occidente, fundada en 1088, que contó con alumnos de la talla de Dante, Erasmo y Copérnico y cuyo lema es el famoso Alma Mater Studiorum (madre nutricia de los estudios). Por este motivo se la conoce como Bolonia la Docta, pero también tiene otros apodos como Bolonia la Gorda, gracias a su reputada gastronomía, o la Ciudad Roja, por el color rojizo de sus tejados y fachadas y por ser uno de los feudos más importantes del comunismo italiano.

Arquitectónicamente, su principal característica son los arcos. Su casco antiguo está plagado de ellos, llegando a configurar en total hasta 38 km de tramos con arcos, algo increíble para una ciudad de tamaño medio. Destacan también sus altísimas torres, auténticos rascacielos medievales, de las que hablaré más adelante.

El corazón de la ciudad se encuentra en la Piazza Maggiore y la Piazza Nettuno, dos plazas contiguas que forman una amplia L de espacio abierto. La Piazza Nettuno destaca por la Fontana del Nettuno, símbolo del poder papal (al igual que Neptuno domina las aguas, el Papa domina el mundo) y por el Palazzo Re Enzo (Palacio del Rey Enzo).

La Piazza Maggiore es considerablemente más amplia y alrededor suyo se encuentran varios de los edificios más importantes de la ciudad: la Basilica di San Petronio, el Palazzo dei Notai, el Palazzo del Podestà, el Palazzo dei Banchi y el Palazzo d’Accursio.

La Basilica di San Petronio es un auténtico mastodonte, pese a estar inacabada. Su proyecto contemplaba convertirla en la basílica más grande del mundo, superando a la de San Pedro, en el Vaticano, pero la presión papal detuvo su construcción ante el temor de que desde San Petronio se pudiera discutir su poder.

El Palazzo dei Notai (Palacio de los notarios) era la sede de la potente corporación de notarios, como su propio nombre indica.

El Palazzo del Podestà se encuentra justo enfrente de San Petronio y en sus dependencias se encuentra la oficina de información turística, que me facilitó un mapa-guía muy detallado en el que estoy basando casi toda la información de tipo histórico de esta entrada.

El Palazzo dei Banchi es el más moderno de Piazza Maggiore y debe su nombre a la antigua presencia de los bancos de los cambistas.

Finalmente, el Palazzo d’Accursio es el del ayuntamiento y para mi gusto el más bello de Piazza Maggiore. Su interior incluye, entre otras dependencias, dos importantes museos de arte y una curiosa escalera-rampa ideada para facilitar la subida y bajada de carruajes con caballos. Además, sus ventanales ofrecen una magnífica panorámica de Piazza Maggiore.

De la Piazza Maggiore sale la Via Pescherie Vecchie, en la que se encuentra el Mercato di Mezzo, el mercado medieval.

Otra calle que sale de Piazza Maggiore es la Via dell’Archiginnasio, que conduce a la Piazza Galvani, en cuyo número 1 se levanta el Palazzo dell’Archiginnasio. Fue sede de la universidad desde el siglo XVI hasta la llegada de Napoleón. En la actualidad, es la sede de la biblioteca comunal y en su interior se encuentra el famoso Teatro Anatómico, del siglo XVII, sala en forma de anfiteatro, construida íntegramente con madera de abetos y cedros y destinada al estudio de la anatomía mediante cadáveres disecados.

Tras la visita del Teatro Anatómico, me alejé de Piazza Maggiore siguiendo un recorrido recomendado, pero la verdad es que me cansé rápido ya que todo se basaba en arcos y más arcos. Ojalá mi ciudad estuviera llena de ellos, pero una vez vistas 3 calles ya las has visto todas.

No puedo terminar la entrada sin mencionar Le Due Torri, las dos torres, el auténtico símbolo de la ciudad. Se cuenta que en la Edad Media Bolonia contaba con unas 100 torres y/o casas-torres. En la actualidad, muchas siguen en pie, pero las dos más famosas son la Garisenda, de 47 metros de altura y cuya construcción fue interrumpida por la imprevista inclinación del terreno, y la Asinelli, de 97 metros, levantada tras la interrupción de la construcción de la Garisenda.

Dice la leyenda que las torres son el resultado de la disputa entre dos familias poderosas obcecadas en levantar la torre más alta de la ciudad. Otra leyenda más popular reza que los estudiantes de la universidad no pueden subir los 500 escalones de la torre Asinelli hasta haberse licenciado, ya que si lo hacen antes un maleficio impedirá que se gradúen. Leyendas aparte, me quedé con la espina clavada de no poder subirla, ya que se encontraba en fase de rehabilitación.

En la siguiente entrada, nos desplazaremos 50 km hacia el norte para visitar la ciudad de Ferrara.

Anuncios

Un pensamiento en “Italia 2012 (I): Bolonia

  1. Pingback: Italia 2013 (I): Bolonia | … And the Land is Ours

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s