Escocia 2011 (IV) Stromness – Stacks of Duncansby – Dunrobin Castle – Edinburgh

11.9.2011

Amaneció el día con un imponente cielo azul y escasas nubes. Dio un poco de rabia tener que dejar Mainland justo cuando descubrimos que allí también, en ocasiones, sale el sol.

Stromness

La travesía de vuelta a Gran Bretaña nos permitió disfrutar nuevamente del Old Man of Hoy, aunque tampoco pudiéramos retratarlo correctamente, y descubrir la curiosa orografía de Hoy, que nos había pasado desapercibida dos días antes.

Hoy

Ya en Gran Bretaña, teníamos por delante un día muy largo de carretera para el que habíamos planificado sólo dos visitas turísticas. La primera de ellas fue la de Duncansby Head  y supuso desviarnos un poco respecto a la ruta más directa de vuelta a Edinburgh. Situada cerca de John O’Groats, en el noreste de la isla, se trata de una zona de acantilados que quitan el hipo, pero lo que sin duda llama más la atención del visitante son the Stacks of Duncansby, un par de rocas gemelas que con una forma sorprendente emergen del mar a escasos metros de la costa. El paseo hasta llegar a ellas no dura más de 20 minutos y transcurre íntegramente entre prados y al filo de los acantilados. Muy agradable y placentero.

Stacks of Duncansby

Stacks of Duncansby

La segunda parada turística fue la del Dunrobin Castle, cerca de Golspie, un castillo al más puro estilo Disney. Propiedad de los condes y duques de Sutherland, con sus 189 habitaciones es la casa más grande al norte de las Highlands. A finales de los años 60 e inicios de los 70 del siglo XX ejerció las funciones de internado y desde entonces le acompaña una leyenda de apariciones fantasmales.

Dunrobin Castle

Dunrobin Castle

En sus dependencias contiene multitud de colecciones de cuadros, muebles, uniformes, vajillas,… esa parte de la visita no es que me disgustara, pero me pareció algo pesada para lo que me apetecía en ese momento, sobre todo porque veníamos de meternos un completísimo Sunday Roast entre pecho y espalda. Lo que realmente vale la pena y deja un recuerdo imborrable a todo visitante es su precioso jardín, que por sí solo justifica el precio de la entrada.

Dunrobin Castle

Dunrobin Castle

Dunrobin Castle

Dunrobin Castle

El resto del día lo pasamos en el coche, de camino a Edinburgh. Del trayecto me quedé con el sabor agridulce de atravesar el Cairngorms National Park sin tiempo para pararnos. Lo poco que vi a través de la ventanilla me pareció muy sugerente. Queda pendiente para una futura visita. ¿Escocia 3.0?

Recorrido del día en Google Maps.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s