Formentera 2011 (V): S’Espalmador

10.7.11

Así como el sábado no había ido tan bien como teníamos previsto, el domingo pudimos resarcirnos por todo lo grande visitando s’Espalmador, islote situado al norte de Formentera del que ya hablé en la entrada sobre el segundo día del viaje. En su conjunto, ésta fue para mí fue la mejor jornada.

S’Espalmador es un islote de propiedad privada y 99’99% virgen. La única vivienda que posee es la casa de sus dueños, que no ponen ningún impedimento para que los turistas visiten la isla, ya sea mediante una golondrina que sale desde el puerto de La Savina o con sus embarcaciones particulares. La otra edificación que tiene es la torre de defensa de Sa Guardiola, cuyo origen se remonta al año 1749. El resto de la isla consiste en acantilados, arenales vírgenes, formaciones dunares y zonas húmedas.

En primer lugar, aunque en teoría está prohibido, nos dimos un baño de fango en la zona pantanosa de s’Estanyol, bastante popular desde hace unos años por Lucía y el sexo. La verdad es que no esperaba que pudiera resultar tan agradable. Aunque el fango apestaba bastante, el calor que emitía resultaba muy reconfortante. Dice la teoría que si uno quiere obtener sus presuntos beneficios dermatológicos, debe enfangarse, tumbarse al sol durante una media hora y luego quitarse todo el fango con un buen baño en el mar, pero nosotros nos saltamos el segundo paso y sólo llevamos el fango el tiempo que se tarda en andar desde la laguna hasta la playa. Meterse de golpe en el agua fría con el puntillo de ebullición en el cuerpo fue un placer extremo.

S’Estanyol

S’Estanyol

El resto de mañana lo pasamos en la playa de s’Algar, la más extensa de la isla. Es un precioso arenal virgen y de agua cristalina, extremadamente limpia, excepto en la zona más próxima a s’Estanyol, donde la gente se limpia el fango. Posiblemente sea la playa más paradisíaca en la que he tenido el gusto de bañarme.

S’Algar

S’Algar

Después de comer, hicimos una breve excursión hasta la torre de Sa Guardiola, pero como estábamos supeditados al horario del barco no pudimos ver mucho más de la isla y volvimos a s’Algar a darnos el último baño del viaje.

Torre de sa Guardiola

Así finalizó este viaje, tras el cual ir a la playa no volverá a ser lo mismo. Nada es comparable a un baño en Formentera.

Formentera

Recorrido del día en Google Maps

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s